Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE WEBS

Diseñar mal una página ‘web’ puede matar

Un estudio científico asegura que los sitios mal concebidos pueden causar trastornos en el sistema inmunológico, cardiovascular y nervioso de los usuarios

Los estudios científicos también matan

Alguien debería realizar un estudio sobre la utilidad de determinados... estudios. El último con el que nos desayunamos asegura que los sitios web mal diseñados pueden causar trastornos inmunológicos, cardiovasculares o nerviosos. Bien, estos últimos parecen claros, pero los dos primeros no lo están tanto. El síndrome de la rabia del ratón parece estar definido por síntomas como la aceleración del pulso, la sudoración o el cliqueo sin pausa del ratón. Según un estudio del centro de investigación de asuntos sociales del Reino Unido, realizado a 2.500 personas, este síndrome lo causa Internet en general. Pero si nos metemos en causas particulares, la más dañina (dicen) es el mal diseño de algunas páginas. En fin, no queremos hacerte responsable de la muerte de nadie, pero si eres webmaster por favor: haz que tu página cargue rápido, que los menús sean sencillos, y evita los anuncios estridentes. Puedes salvar vidas.

Jugar con la vida de la gente no es divertido

La siguiente no es para reírse. Muchos simpatizarán con el personaje (presuntamente maltratado) que abandona su trabajo y de regalo de despedida, le lía al jefe la de San Quintín. Ningún fin justifica, sin embargo, que Yung-Hsun Lin, un informático de 50 años sobre cuya cabeza colgaba una posible carta de despido, guardase en los servidores de su empresa una bomba lógica. Sobre todo si se tiene en cuenta que Medco Health Solutions Inc., que así se llama, es una de las más grandes de los Estados Unidos entre las que allí se dedican a empaquetar y enviar medicamentos a todas partes del país. No es que la bomba fuese a liar los envíos y a envenenar a la clientela, pero sí podría haber borrado datos de los pacientes (la base de datos de Medco es enorme) tan cruciales como los medicamentos que tiene contraindicados, paralizando del todo la actividad de la empresa. Y la de las miles de farmacias servidas por ella. Lin fue detenido ayer, poco después de descubrirse la bomba, y más de tres años después de plantarla. Si Lin pensaba o no activarla, sólo el lo sabe con certeza.

Con un PC no es suficiente

La actualidad del día pasa, como de costumbre, por un popurrí en el que metemos para empezar los temores de los pequeños negocios a que el sistema anti-phising del Internet Explorer 7 de Microsoft. Básicamente, permite que los de Redmond puedan asegurar al usuario en todo momento si una 'web' es fiable para realizar transacciones comerciales o financieras, indicándoselo poniendo en verde la barra de direcciones. Buena idea, excepto que los requerimientos del sistema pueden hacer que los pequeños negocios no puedan acceder a ese nuevo statu de empresa fiable... aunque lo sean. Y sin él, muchos clientes simplemente huirán. Y cerramos con los datos de las ventas prenavideñas en Estados Unidos de productos tecnológicos. Desde el día de Acción de Gracias, dos de cada tres ordenadores vendidos en ese país han sido portátiles. La culpa: que los precios de los portátiles siguen bajando, y que el PC se convierte en un objeto cada vez más personal, y menos familiar. Con uno en casa, no basta.