Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tecnologías semánticas se encuentran con la Web 2.0

Expertos europeos en tecnologías semánticas se reúnen desde hoy en Viena

ELPAIS.com. Empresas tecnológicas, de automoción, aeroespaciales, operadoras de telecomunicaciones y administraciones públicas se reúnen desde hoy en Viena para poner en común los últimos avances de las tecnologías semánticas, que permiten añadir significado a los contenidos digitales para facilitar su gestión y generar nuevas aplicaciones. La primera Conferencia Europea sobre Tecnologías Semánticas debatirá asuntos como las posibilidades de hacer negocio en la actualidad con estas tecnologías, o cómo se relaciona la semántica con el fenómeno de la Web 2.0.

Richard Benjamins, director de Isoco, ha sido el encargado de elaborar el programa del encuentro, en el que se espera la visita de 200 expertos de toda Europa, sobre todo de Austria, Alemania, Inglaterra, España y Francia, y procedentes más de la industria que del mundo académico. Se han registrado como asistentes representantes de empresas como SAP, Nokia, Oracle, Orange, BT, T-Systems, Vodafone, Siemens, Telefónica...

El congreso pretende convertirse en un "lugar de encuentro de los usuarios de estas tecnologías con sus proveedores". En EE UU se han hecho ya tres ediciones, ellos empezaron con 100, el segundo 500 y este año 700. Sobre todo gente procedente de industria, no tanto académicos. Nosotros queremos hacer uno itinerante en Europa, para el que esperamos 200 personas.

Una de las ponencias más esperadas es la que versará sobre las relaciones de la llamada Web 2.0 con las tecnologías semánticas, que correrá a cargo de Mark Greaves, de Vulcan Inc., una empresa financiada por el cofundador de Microsoft Paul Allen. "Cuando hablamos de Web 2.0 nos referimos normalmente a las redes sociales, las comunidades, a involucrar al usuario en la creación de contenidos. La semántica puede ayudar a dar un paso más y permitirá que además se realicen determinados procesos, añadiendo significado al contenido".

Para explicar lo que las tecnologías semánticas pueden hacer por la nueva generación de sitios web Benjamins hace referencia a Flickr, en el que todos los usuarios añaden etiquetas para definir sus imágenes. El problema es que cuando juntas las palabras clave utilizadas por todos los usuarios no sLue comprueba que pocas veces coinciden en el mismo término para un mismo concepto, no se produce una convergencia. "La semántica puede trabajar para que al final no se etiqueten los contenidos como cada uno quiere. No se trata tanto de usar estadísticas sino tener en cuenta el significado", explica.

Se puede hacer incluso de forma divertida. El director de la empresa española Isoco recuerda por ejemplo el proyecto de un investigador de Carnegie Mellon para dar etiquetar correctamente las imágenes y luego construir un buscador que aprovechara estos datos. Su idea es que se puede emplear a los humanos para que etiqueten las fotografías mientras juegan. Creó una página en la que se pone a dos internautas ante la misma imagen, y se les pide que la describan con palabras clave. Cuando coinciden, se entiende que la etiqueta es válida y pasa a formar parte de la base de datos". Se trata tan sólo de un ejemplo de unión de semántica y Web 2.0 para dar a luz nuevas aplicaciones.

Otro de los asuntos que se abordará en el encuentro es el de la posibilidad de hacer negocio con las tecnologías semánticas, un tema que se abordará en varias sesiones. La que ofrecerá Dave Pearson, director de Oracle, empresa que está apostando muy fuerte por estas tecnologías.