Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Real simplifica las descargas de vídeo

La versión 11 de su reproductor multimedia permite bajar videos de Internet al PC con un clic

En 1995, Realnetworks lanzó al mercado el primer reproductor (o player, en la jerga técnica) que permitía escuchar canciones desde cualquier PC. Dos años después, el Realplayer traía el vídeo al ordenador. Este mes de noviembre, Real volverá a marcar tendencia con la versión 11 de su reproductor que va a permitir descargarse vídeos desde cualquier página 'web' de la manera más sencilla.

No hay que tener el Realplayer abierto. Basta con entrar en YouTube o cualquier sitio que disponga de vídeos. Eso sí, el sistema sólo funciona con vídeos no protegidos por los derechos de autor. Automáticamente, en cuanto se señala con el cursor el vídeo que nos interesa se abre una pestaña para la descarga. Basta con hacer 'clic', y el vídeo se instala automáticamente en una librería especial creada por el programa de Realnetworks.

Esta función estará disponible de manera totalmente gratuita, y permitirá descargarse varios vídeos a la vez. No hace falta esperar a que termine una descarga para empezar otra. Y, además, no tiene limitaciones de compatibilidad pues Realplayer 11 funciona con Flash, Quicktime y Windows Media.

"Nuestra intención es crear una plataforma totalmente abierta, que funcione con cualquier dispositivo en cualquier formato", subraya Piers Heaton-Armstrong, director general de Realnetworks en Europa, quien calcula que su nuevo reproductor estará disponible para el mercado español en las próximas dos semanas.

Real siempre combina un producto gratuito con unas prestaciones de pago, una estrategia que mantiene en la versión 11. El nuevo RealPlayer Plus cuesta 24,99 euros e introduce nuevas funcionalidades como la de pasar cualquier contenido multimedia del ordenador a un CD o DVD con sólo arrastrar, conservando un formato compatible con la mayoría de los reproductores de vídeo del mercado.

"Esta función ha sido un éxito en el mercado británico. Durante los tres meses que lleva el nuevo Realplayer en el Reino Unido, hemos duplicado las ventas del player de pago", asegura Heaton-Armstrong. Otra de las funcionalidades de la versión Plus que más halagos está recibiendo es su capacidad para sincronizar las canciones del PC al iPod de manera muy sencilla. Real piensa extender esta funcionalidad a nuevos reproductores de MP3 en poco tiempo.

El nuevo RealPlayer podrá ser descargado desde la página www.es.real.com a mediados de noviembre. La versión para Mac no llegará hasta finales de año.

A por el negocio de los contenidos

Real está reforzando toda su oferta de contenidos país por país. Aún no sabe cuándo traerán a Europa su servicio de suscripción de música Rhapsody, pero Real ha empezado por reforzar su página oficial, que actualmente en España recibe 2,5 millones de usuarios únicos al mes y contabiliza 200.000 descargas mensuales de su reproductor multimedia, según datos internos de la compañía.

Su sitio web es el centro de ventas de su software, pero se complementa con un catálogo de de música, canales de radio, vídeos y juegos, donde se pueden encontrar contenidos gratuitos y también de pago.

"Según vayamos aumentando los ingresos por publicidad, nuestra intención es que muchos de nuestros contenidos de pago pasen a ser gratuitos para todos nuestros usuarios, como ya lo estamos haciendo en el Reino Unido", explica Heaton-Armstrong, quien opina firmemente que el modelo que se va a imponer en la distribución de la música en Internet será una mezcla equilibrada entre lo gratuito y la venta. "Es muy difícil hacer dinero con la música basándote sólo en la publicidad como pretende Spiral Frog. Los márgenes son muy pequeños, y necesitas tener algún contenido o servicio de pago", añade.

Real se toma muy en serio el negocio de los contenidos, y mira al mercado a lo grande, no sólo fijándose en los contenidos para PC, sino también en los móviles. "Queremos ser todo lo contrario que iTunes de Apple. Nuestro modelo es totalmente abierto, para que puedas descargarte cualquier contenido de manera sencilla en cualquier dispositivo, independientemente de la marca o del formato", dice Heaton-Armstrong, quien añade que Rhapsody, su servicio de música online, que por una tarifa plana mensual permite descargarse contenidos sin limitaciones, no tardará mucho en llegar a Europa, y lo hará de la mano de un gran socio que les apoye con el 'marketing'. Esperaremos atentos.

Más información