Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Microsoft lanza una oferta por Yahoo de 30.000 millones de euros

La compañía de Yang y David Filo ha expresado que "evaluará está propuesta detenidamente y sin demora"

Microsoft ha lanzado una oferta de 30.000 millones de euros para adquirir Yahoo, lo que supone que la compañía de Gates está dispuesto a ofrecer hasta 20,8 euros por acción.

Esta cifra es un 62% superior a la última cotización registrada ayer por Yahoo en el Nasdaq, según un comunicado oficial de Microsoft difundido por la agencia PRNewswire. Los accionistas de Yahoo podrán cobrar en líquido o en acciones.

Yahoo se ha limitado a señalar en un comunicado que "evaluará está propuesta detenidamente y sin demora en el contexto de sus planes estratégicos y seguirá el mejor camino para lograr maximizar el valor a largo plazo para los accionistas".

"Situación ventajosa en Internet"

Esta compra, si se llega a completar, puede ser la mayor adquisición de la industria tecnológica sobrepasando la compra de First Data por la que el fondo de inversión KKR pagó 26.000 millones de dólares (17.500 millones de euros) el año pasado.

Yahoo y Microsoft llevan estudiando distintas vías de colaboración desde finales de 2006 y principios de 2007, comentaba en una carta enviada por el consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, al consejo de administración de Yahoo, en la que reconoce que el portal no aceptó una propuesta de compra de Microsoft hace un año.

"Una fusión pudo tener sentido en otro momento, pero Microsoft considera que la única alternativa ahora es la combinación de Microsoft y Yahoo que nosotros proponemos, " explica Steve Ballmer. "Esta es una propuesta de valor que conviene incluso a sus accionistas", dice en su misiva.

Microsoft se muestra totalmente convencido de que la combinación de ambas marcas va situarles en una situación ventajosa para competir en el cambiante negocio de Internet. La compañía asegura que tiene ya un plan preparado para la integración de los dos negocios y está dispuesta a retener con ventajosas retribuciones a los ingenieros de Yahoo, los principales líderes y los empleados de las distintas disciplinas.

Yahoo, sin embargo, no parece demasiado entusiasmada con esta absorción, por lo que se deduce de la misiva de Ballmer, quien recuerda cómo en Febrero de 2007 el consejo de administración rechazba su oferta. Yahoo confiaba en recuperar su potencial gracias a la nueva dirección y la puesta en marcha de proyectos estratégicos como fue el lanzamiento de su sistema publicitario Panamá.

Una alternativa a Google

"Un año ha pasado y la situación competitiva no ha cambiado", explica Ballmer en su carta, que hay una gran oportunidad en el mercado publicitario en Internet para las empresas que logren una escala adecuada. "Hoy el mercado está dominado por un único jugador que está consolidando su posición a través de adquisiciones. Juntos, Microsoft y Yahoo pueden ofrecer una alternativa creíble a los consumidores, anunciantes y publicitarios", apunta.

Microsoft cree que las sinergias de ambas empresas van a mejorar en cuatro áreas concretas. En primer lugar una fusión entre Microsoft y Yahoo les dotaría de una mayor economía de escala al crear una de las mayores plataformas publicitarias en Internet, una mayor capacidad para invertir en investigación y desarrollo y finalmente una oportunidad de crear una estructura más eficiente eliminando la partes redundantes.

La presión de Google y las redes sociales

"Yahoo carece de una visión global y de liderazgo, necesita un cambio en su organización y un recorte del 20% en su plantilla". Estas duras afirmaciones son un extracto del famoso Informe de la mantequilla de cacahuete, que escribió el vicepresidente de la compañía Brad Garlinghous a finales de 2006. Desde entonces, incluso antes, la compañía ve cómo sus beneficios caen de manera continuada durante los últimos ocho trimestres.

Yahoo, que fue fundada en 1995 por Yang y David Filo cuando eran dos estudiantes de la Universidad Standfor, sobrivió al estallido de las burbuja puntocom en el año 2.000, pero no ha sabido adaptarse al salto de la nueva ola de Internet, dominada por Google y las redes sociales.

Google ha sido el más fuerte de sus rivales. Google acompañó su revolucionaria tecnología búsquedas con un sistema publicitario que dio la vuelta al mercado en Internet y que le ha situado como el principal jugador de este mercado. El pasado diciembre, Google concentró el 56% de las búsquedas de Estados Unidos, lo que supone doblar la cuota de mercado de Yahoo y MSN, según cifras de la compañía eMarketer.

El dominio de Google es aún más fuerte en Europa, y en países como España, donde llega a concentrar hasta el 90% de las búsquedas en Internet. "Esta operación muestra lo seria que es la amenaza de Google", comenta Jordan Rohan, analista de RBC Capital Markets a Bloomberg. "Yahoo es vulnerable. Los accionistas están perdiendo la paciencia con su equipo directivo".

"Yahoo no está en un buen momento, la compra podría ser bueno para competir con Google por generar más innovaciones. Podemos asistir a una nueva carrera de innovaciones", comenta Ignacio Rodríguez, responsable de Tecnologías de la Información de AFI, quien cree que esta operación va a ser positiva para el usuario y puede ser un revulsivo para el mercado. "Por el momento se traducirá en una concentración de jugadores, y una agregación de grandes players multiusos en el software social, en la ofimática o los buscadores", apunta Rodríguez.

Otra de las grandes fallas de Yahoo ha sido su falta de éxito en el terreno de las redes sociales y la web 2.0. Yahoo se hizo con la comunidad fotográfica Flickr y el sistema de compartición de favoritos Delicious, pero ninguno de estos servicios ha logrado alcanzar el peso de MySpace, quien fue absorbida por el grupo Murdoch, o el éxito más reciente de Facebook (que acaba de vender una participación a Microsoft), por no mencionar el omnipresente YouTube, que Google compró en octubre de 2006.