Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Adiós a la magia de la Polaroid

La compañía va a dejar de fabricar el característico cartucho de sus cámaras instantáneas para entrar de lleno en la era digital

La fotografía digital arrasa con todo, tanto que los nostálgicos de una cámara mítica, la Polaroid, van a tener que arreglárselas a partir de ahora para conseguir sus característicos carretes. La firma echará el cierre de sus plantas de producción en Massachussetts, en los EE UU, México y Holanda debido al descenso en las ventas del cartucho para sus cámaras instantáneas, informa la BBC en su edición digital.

Hace un año que Polaroid dejó de producir sus cámaras instantáneas, un invento impulsado hace 60 años por su fundador, Edwin Land. Ahora, la compañía ha decidido centrar toda su atención en la era digital explotando otras sinergias, como las impresoras portátiles para móviles y las cámaras digitales. "Estamos intentando reiventar la marca para los 30 o 40 años que vienen", aseguró el presidente de la empresa, Tom Beaudoin, a la agencia AP.

Una trayectoria de más de 70 años

Polaroid, fundada en 1937, presentó su primera cámara instantánea en 1948. Su popularidad alcanzó la cima en 1991, cuando las ventas alcanzaron los 3.000 millones de euros. Sin embargo, fracasó a la hora de adaptarse a la revolución fotográfica digital y se declaró en bancarrota en 2001, antes de ser adquirida, cuatro años después, por Petters Worldwide, con sede en Minnesota.

Según la BBC, la empresa cuenta con carretes suficientes hasta 2009 y espera vender la licencia para que otras marcas continúen distribuyéndolos a todos aquellos amantes de la famosa cámara.