Tecnología
Ciberpaís
Reportaje:

Sexo, Wikipedia, eBay... y credibilidad

El creador de la 'Enciclopedia libre' niega que modificara por motivos personales la entrada de una ex amante suya

AITOR RIVEIRO Madrid 4 MAR 2008 - 07:26 CET

Archivado en:

¿Cuánto pagaría por una camiseta usada? ¿Y si dicha camiseta fuera del creador de la Wikipedia, Jimmy Wales? ¿Y si la prenda en cuestión la subastara en eBay la supuesta ex novia de Jimbo, que ha decidido vengarse del gurú de Internet? ¿Y si ella es una famosa comentarista política conservadora de Estados Unidos?

El folletín comenzó (y parece que es la única coincidencia entre sus protagonistas) hace dos años, cuando una famosa comentarista política conservadora nacida en Canadá y afincada en Nueva York, Rachel Marsden, entró en la Wikipedia para leer el artículo que los internautas habían redactado sobre ella.

Marsden, según cuenta el propio Jimmy Wales en un comunicado, no estaba nada contenta con lo que allí se decía y se puso en contacto vía e-mailcon él para tratar de solucionarlo. Wales comprobó que la biografía de Marsden no se correspondía con los estándares que los propios wikipedistas se han marcado para confeccionar la mayor enciclopedia on line del mundo y modificó la entrada en cuestión.

El problema radica en que Wales y Marsden iniciaron una relación personal tras aquél intercambio de correos electrónicos, tal y como ha confirmado el creador de la Wikipedia en un comunicado publicado primero en la propia Enciclopedia libre y trasladado luego a su blog personal.

Y aquí comienzan las divergencias. Wales asegura que mantuvieron un único encuentro real el pasado 9 de febrero y que, hasta entonces, sólo se había comunicado con Marsden por correo electrónico. Ésta, sin embargo, lleva el inicio de la relación al pasado otoño, con múltiples encuentros y no sólo en hoteles.

Un problema de credibilidad

Para demostrarlo, y completamente despechada porque Wales anunció la ruptura de relaciones entre ambos en la Wikipedia tras ver como un blog de San Francisco publicaba unas supuestas conversaciones mantenidas por Messenger entre ambos, Marsden ha puesto a la venta en eBay una camiseta que, supuestamente, Wales olvidó en su casa.

La camiseta, por si le faltaba algún ingrediente morboso a la historia, presenta dos manchas blancas que, asegura la subastadora, no se pueden eliminar. A última hora de ayer, la puja más alta sobrepasaba los 300 dólares (algo menos de 200 euros); en menos de 20 horas, la cantidad ofrecida por la prenda superaba los 12.000 dólares (unos 8.000 euros).

El asunto no es, como quiere hacer creer el propio Wales en su comunicado, la vida sexual de dos personas adultas. O no sólo. El problema radica en si el wikipedista número uno modificó la entrada referente a Marsden por motivos personales o meramente profesionales. El problema, y no es la primera vez, estriba en la credibilidad de la Wikipedia.

Wales asegura que no, que en el momento en que inició su relación con Rachel Marsden escribió un correo electrónico a su grupo de colaboradores más próximo en el que, para preservarse a sí mismo y a la Wikipedia de un posible conflicto de intereses, les contaba la relación y se desentendía de todos los contenidos asociados a su, en aquellos días, amante.

Jimmy Wales, en el Top WIP de empresarios

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Garibaldi, a la plaza de los mariachis se le atasca el ¡ayayay!

El escenario de la música popular mexicana no encuentra la fórmula para reinventarse

Los mariachis y su plaza

La vida en la legendaria plaza Garibaldi, en la Ciudad de México, ha perdido fuerza en la última década

Lo que los presidentes deben saber

Ser presidente es ser consciente de que cada abuso va construyendo la autopista de la corrupción

EL PAÍS RECOMIENDA

El monstruo de las cloacas

Las toallitas húmedas son el peor enemigo de los sistemas de alcantarillado de las ciudades

Un asteroide mayor que el que mató a los dinosaurios

Hallados restos de dos cráteres que suman 400 kilómetros de diámetro

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana