Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La implantación de Internet en España es "sensiblemente inferior" respecto a la UE

Un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos sitúa a España en la vigésima posición entre 32 países

La adopción de Internet por parte de la sociedad española presenta tasas "sensiblemente inferiores" a los países líderes de la Unión Europea (UE), según revela el estudio ''Factores explicativos de la receptividad ciudadana a Internet'' presentado hoy por la Universidad Rey Juan Carlos.

En concreto, España se encuentra en la vigésima posición entre los 32 países europeos que son objeto de estudio. El informe establece cuatro ''zonas de desarrollo'' en la que se encuadran los diferentes países según su índice de adopción de Internet. Así, existe una zona de oportunidades digitales baja, una media-baja, una media-alta y una alta.

De acuerdo a este índice, España se encuentra en una zona de oportunidades media-alta, con el mismo índice que Bélgica y Estonia y por debajo de Alemania de Este. En la zona de oportunidades baja se encuentran países del este de Europa como Polonia, Rumanía, Croacia o Bulgaria. En la zona de oportunidades media-baja se encuentran países como Irlanda, Chipre, Hungría o Malta. Y en la zona de oportunidades digitales alta se encuentran los países nórdicos, Holanda, Austria, Gran Bretaña y Alemania del Oeste.

El estudio, que pretende encontrar las causas que determinan la implantación de Internet, detecta cuatro variables principales que inciden en el desarrollo entre países europeos. Estos indicadores son el liderazgo de opinión, que se mide a través de la frecuencia con la que se entablan conversaciones políticas, la edad, la lectura diaria de prensa y el consumo de telediarios.

Brecha interregional

El estudio también destaca que dentro de España, existen diferencias entre las Comunidades Autónomas, lo que han llamado ''brecha interregional''. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística sitúan a la Comunidad de Madrid, con casi un 50%, como la que tiene un mayor porcentaje de penetración de Internet en España. Le siguen Cataluña y Baleares, con el 46,7%, y el País Vasco, con un 45,4%. En el lado opuesto, se encuentra Extremadura que, con un 22,8% de penetración, tiene el porcentaje de utilización más bajo de todas las comunidades autónomas, Castilla La Mancha, con un 31,5% y Galicia, con un 31,6%.

Las causas de esta diferencia en los porcentajes se centra en cuestiones de tipo económico y educativo, las cuales tienen una "incidencia notable" a la hora de terminar quien accede o no a Internet. "El nivel de renta, la inversión en I+D y, en menor medida, el crecimiento económico son variables que correlacionan directamente con el grado de desarrollo de la sociedad de la información", explica la directora del proyecto, Rosa Berganza. Asimismo, incidió en que las comunidades autónomas con mayor fracaso escolar y menor índice de lectura de prensa son las que figuran "a la cola en el uso de Internet".

El informe establece una relación directa entre el uso de Internet y el empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En lo que respecta a la implantación de las TIC, Berganza considera que la inversión en TIC de los últimos años "ha sido determinante" en la mejora que han experimentado algunas comunidades autónomas, sobre todo, las que estaban en las últimas posiciones, como Castilla La Mancha o Extremadura.

Por otra parte, la directora del estudio aseguro que estas dos brechas digitales (la que existe entre Comunidades autónomas y la que "separa" a España de la UE) tienen "notables repercusiones en el conocimiento y el acceso a Internet", lo que permite hablar no sólo de brechas digitales, sino también de "brechas en el conocimiento".