Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canadá multará con 12.600 euros a quien comparta música a través de programas P2P

El ministro de Industria presenta un proyecto de ley que endurecerá las penas por violar los derechos de autor

Los canadienses podrán copiar a sus reproductores de MP3 y ordenadores la música que hayan comprado, pero tendrán prohibido saltarse cualquier limitación digital que la industria pueda aplicar, de acuerdo con la nueva legislación presentada el jueves en el Parlamento de Canadá.

La ley, presentada por el ministro de Industria, Jim Prentice, seguiría eximiendo a los proveedores de Internet del pago de multas por las violaciones de los derechos de autor de sus clientes, y sólo les obliga a comunicar las infracciones y no a retirar el material ilegal, como ocurre en Estados Unidos.

Además, los consumidores podrán grabar programas de radio y de televisión para verlos más tarde, aunque no conservarlos de forma indefinida en una biblioteca personal de grabaciones.

Al esbozar la nueva legislación, el Gobierno dijo que se ha enfrentado a la delicada tarea de hallar un equilibrio entre los derechos de los creadores de contenido y la realidad y las necesidades de la vida cotidiana en el mundo digital, además de ser conscientes de la dificultad de perseguir las posibles infracciones personales.

"Nos afecta a todos y a cada uno de nosotros, y no es una sorpresa encontrar tantos puntos de vista diferentes con respecto al copyright", ha declarado Prentice.

Más de 12.000 euros de multa

La ley reducirá la multa personal de los canadienses por hacer copias ilegales de música y películas para uso privado a 500 dólares canadienses (unos 316 euros), frente a los 20.000 que podían imponerse hasta ahora (unos 12.680 euros).

Estas penas de hasta 20.000 dólares canadienses se aplicarían en caso de pirateo de los sistemas digitales anticopia, por ejemplo para hacer una copia no autorizada de un juego de ordenador.

Además, también se aplicarán por subir música a Internet con programas P2P - que gestionan transferencias entre particulares - o colgar obras con derechos de autor como una fotografía o un vídeo en páginas como YouTube o Facebook.

La ley también ilegalizará suministrar, comercializar o importar herramientas de pirateo utilizadas para saltarse los bloqueos digitales contra la copia.