Tecnología
Ciberpaís

La familia crece: Dell venderá su miniportátil en España en octubre

Aparte de en su 'web', se podrá adquirir a través de Vodafone junto a su servicio de Internet móvil

AITOR RIVEIRO / AGENCIAS Madrid 5 SEP 2008 - 16:44 CET

La competencia en el mercado de los miniportátiles parece no tener final. A los Asus, Airis, HP, Acer o Investrónica se suma ahora Dell, que comenzará a vender en octubre su modelo Inspiron Mini 9 que ya disfrutan en el Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania y Austria.

Inspiron Mini no se diferencia demasiado de sus rivales. Si acaso el sistema operativo preinstalado (Ubuntu 8.04), pero poca novedad más: pantalla de 9 pulgadas, resolución 1024x600, teclado resistente a salpicaduras, memoria flash de hasta 16 Gb, conexión Wifi,...

Fiel a su tradición, Dell permitirá al cliente elegir la configuración de su pedido, aunque de momento no se sabe cuáles será las opciones y características customizables. En los países europeos en los que se vende (Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania y Austria) de momento no están habilitadas las distintas posibilidades pero, según han comunicado fuentes de la compañía a este periódico, estas se presentarán "en un futuro cercano".

El nuevo portátil de Dell se podrá adquirir también a través de Vodafone junto a alguno de sus productos de Internet móvil. En este caso, el sistema operativo preinstalado en el equipo será Windows XP.

Dell vende sus fábricas

Por otro lado, Dell podría estar intentando vender fábricas de ordenadores en todo el mundo, dentro de su esfuerzo por recortar costes y mejorar la rentabilidad, según informa el diario The Wall Street Journal.

En los últimos meses, Dell ha contactado con empresas contratistas de informática para ofrecerles las plantas, asegura el periódico, que cita fuentes cercanas a las operaciones, quienes aseguran que esperan que Dell venda la mayoría, o quizás todas, sus fábricas "en los próximos 18 meses".

Los compradores más probables serán grandes fabricantes contratistas, la mayoría con sede en Asia, asegura el periódico.

Las fábricas de Dell fueron originalmente creadas a medida para un mercado de los PC que respondía al gran volumen de pedidos de ordenadores de mesa por parte de las empresas.

Sin embargo, en los últimos tres años, el crecimiento ha cambiado en favor de los portátiles que se venden directamente al consumidor en las tiendas. La empresa ha ido por detrás de sus competidores en las líneas de producción de portátiles.

Dell puede afrontar varios obstáculos para vender sus plantas. Los contratistas pueden dudar de comprar fábricas en lugares con altos costes laborales, como Estados Unidos, asegura el diario estadounidense.

Los contratistas pueden producir por lo general ordenadores con menos dinero porque todas sus operaciones están centradas en buscar formas de hacer la fabricación más eficaz, frente a grandes firmas como Dell, que debe tener en cuenta también el marketing y otras consideraciones.

Otras noticias

Los miniportátiles tienen un nuevo socio, el Inspiron Mini 9 de Dell / DELL

IMPRESCINDIBLES

Adiós, bancos, adiós

El bitcoin, el 'crowdfunding' y los sistemas de pagos 'online' erosionan el monopolio de la banca

Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá”

Mt. Gox es "un incidente aislado", según el director de la Fundación Bitcoin

Facebook compra WhatsApp por más de 13.800 millones

La red social sigue adquiriendo servicios con un perfil más juvenil

Newell cambia la industria del juego con Steam

Rompe con la distribución física y con el precio único

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana