Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fallo de seguridad permite rastrear las acciones en un iPhone

Al cerrar una aplicación el teléfono realiza una captura de pantalla que puede ser recuperada a posteriori

Uno de los atractivos del iPhone es su diseño. Por ejemplo, cuando un usuario cierra una aplicación apretando el botón home, el teléfono de Apple dibuja un bonito efecto en el que la pantalla se repliega sobre sí misma.

Para conseguir dicho efecto, el sistema realiza una captura de la pantalla (toma una fotografía de lo que en ese momento aparece en el visor) que supuestamente se elimina cuando la aplicación en concreto se cierra completamente.

Sin embargo, según informa la revista Wired en uno de sus blogs, una persona con la capacidad y el tiempo necesarios sería capaz de recuperar esas capturas de pantalla, por lo que podría rastrear las acciones del dueño del iPhone: por dónde navega, qué correos envía, a quién, etcétera.

El descubrimiento lo ha realizado un de los hacker que más sabe del iPhone, Jonathan Zdziarski. El problema radica en que cuando borramos algo de una memoria el proceso no siempre es real, sino virtual: el sistema sabe que esa información puede ser sobrescrita, pero no lo hará hasta que lo necesite.

"No hay manera de impedirlo", se lamenta Zdziarski en el vídeo en el que anuncia el fallo, quien además asegura que esta no es la única manera en la que un experto en seguridad podría extraer información de un iPhone: las memorias caché del teclado, el navegador o de Google Maps también están abiertas a quien sepa encontrar la puerta.

El fallo, según relata Zdziarski, sólo podrá ser explotado por alguien que tenga acceso físico al iPhone y bastante tiempo: demostrarlo le llevó a él más de una hora.