Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Promusicae acudirá a la vía civil tras el auto que declara que enlazar a redes P2P no es delito

La patronal discográfica española considera que las leyes de la sociedad de la información en España son "ridículas", además de "obsoletas"

"No queremos que esto quede así". De esta forma Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, la patronal discográfica española, ha anunciado que agotarán todas las vías para que la sentencia sobre el caso caso Sharemula no sea efectiva. "La sentencia deja abierto un resquicio por la vía civil e intentaremos acudir a los tribunales cuanto antes", anuncia Guisasola quien considera que las leyes de la sociedad de la información en España son "ridículas", además de "obsoletas".

El presidente de Promusicae considera que la sentencia emitida ayer por la Audiencia Provincial de Madrid puede provocar un peligroso precedente. "Con la sentencia en la mano es legítimo constituir una página web con enlaces que remitan a pornografía infantil", explica Guisasola que ha pedido al Gobierno que tome medidas para cambiar las leyes.

Promusicae considera que a todos los efectos las redes P2P son ilegales y por tanto la sentencia "goza de poco sentido común porque este tipo de páginas web a fin de cuentas sirve para violar la propiedad intelectual". Guisasola además lamenta que no haya una legislación europea uniforme: "En Alemania y Holanda han prohibido Shareconnector, una página con las mismas características que Sharemule. Creo que hay que ir más allá de lo que dice la sentencia y abrir un debate jurídico", sentencia el presidente de Promusicae.

El caso sharemula arrancó por una intervención de la policía por lo que fue llevado en todo momento por la vía penal al considerar que podía haber delito. Las diferencias entre la vía penal y civil son las consecuencias, más graves en el primero de los casos, con penas incluso de cárcel para el acusado. Promusicae suele combatir este tipo de casos por la vía civil, puesto que la mayoría de los jueces interpretan esta vía como la más adecuada.

La patronal discográfica española ha tenido que esperar a que el caso sea cerrado por la vía penal como así ha ocurrido. Ahora, pueden acudir a los tribunales por la vía civil y solicitar indemnizaciones por el daño supuestamente producido.