Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

"Las ausencias hacían que SIMO no fuera rentable"

El director de la mayor feria tecnológica de España asegura que el evento se reinventará para 2009

La decisión se tomó este mismo lunes. La Feria Internacional de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones (SIMO) no celebrará este año su 48º edición tras el anuncio de las grandes empresas del sector de que no acudirán a este encuentro. Para el director de la feria, Santiago Quiroga, estas ausencias "hacía que la feria no fuera rentable para las firmas que iban a acudir", según ha asegurado a este periódico.

Tal y como viene informando ELPAÍS.com, las principales empresas del sector habían declinado acudir a la edición del SIMO que este año tenía que celebrarse entre el 11 y el 16 de noviembre en Ifema, el recinto ferial de Madrid. Si Telefónica anunciaba el lunes que no acudiría a la cita, Vodafone se sumaba un día después a la mayor compañía de telecomunicaciones del país.

Pero no han sido las únicas. El propio SIMO anunció a comienzos de mes un significativo recorte en el número de expositores, al pasar de las 570 empresas de su edición pasada a las 260, y con una consecuente disminución de su superficie expositiva, que se fijaba en tres pabellones. Junto a Telefónica y Vodafone, Orange, Microsoft, Toshiba, Lenovo, Fujitu y Siemens, entre otros, también habían anunciado su ausencia en la feria.

Según Quiroga, las deserciones de las grandes conllevarían "un previsible descenso en el número de visitantes y ello perjudicaría a los exhibidores. Por eso hemos decidido cancelar esta edición". ¿Por qué han abandonado SIMO las empresas? Quiroga evita especular sobre ello: "Las razones de cada empresa para no acudir a deben darlas ellas".

Quiroga no quiere hacer hipótesis sobre los motivos que para desertar del SIMO han tenido importantes compañías del sector de las telecomunicaciones y la informática. Rechaza que los precios de la feria sean caros. "SIMO no es caro para las empresas que acuden, mucho menos que otras citas internacionales o, incluso, españolas". Para el director de la feria más antigua de Madrid no se trata tanto de si es caro o barato si no de que acudir a una feria sea rentable para el expositor.

Además, Quiroga rechaza que la aparición de ferias especializadas en un único sector, en telefonía por ejemplo, haya restado atractivo a las convocatorias más generales. "Hemos convivido muchos años con ellas sin problemas".

SIMO ha muerto; viva SIMO

Tras estas deserciones, muchos responsables del sector estiman que ésta será la última edición del SIMO y los acontecimientos parecen haberles dado la razón. En un comunicado oficial, Ifema señala que el aplazamiento se mantendrá "hasta que no se configure el marco comercial y promocional adecuado para las empresas participantes, así como con el suficiente atractivo profesional para todos los colectivos interesados en las nuevas tecnologías".

Asimismo, la organización ferial afirma que "viene trabajando a lo largo de los últimos meses, con la colaboración de la consultora Gartner, en la definición de un nuevo modelo ferial para el sector TIC, en línea con el compromiso adquirido con esta industria, manifestado a lo largo de la apasionante trayectoria de este salón."

"En la decisión finalmente adoptada", concluye el comunicado, "se ha tomado en consideración la preparación, ya en marcha, del nuevo SIMO en 2009, que será un proyecto totalmente renovado y sobre el que IFEMA ofrecerá detalles en las próximas semanas".

A principios de año, SIMO tenía unas expectativas incluso más optimistas que el año anterior, pero hace una semana, el espacio contratado apenas ocupaba dos pabellones del recinto ferial de Ifema en Madrid. Una de las críticas que esporádicamente recibía SIMO era el de la fecha de celebración. Noviembre está muy cerca de la Navidad para que los distribuidores empiecen a preparar entonces la campaña navideña. "Alguna empresa nos lo había comentado, pero la mayoría de distribuidores estaban cómodos con la fecha".

Quiroga asegura que el encargo a la consultora Gartner de un estudio para hacer un cambio radical en SIMO, realizado tras finalizar la edición del año pasado, no anticipaba la decisión tomada esta semana.