Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE WEBS

iPhone y la cerveza de la discordia

Una empresa de desarrollo demanda a una cervecera por 9 millones de euros al violar los derechos de autor de una aplicación

Tomarse una cerveza resulta cada vez más perjudicial, incluso si lo hacen de forma virtual en su iPhone. La locura suscitada por este terminal llega hasta el punto que muchos desarrolladores diseñan aplicaciones propias, que lógicamente generan derechos de autor. El problema es cuando dos aplicaciones se parecen de forma sospechosa la una a la otra. Es el caso de iBeer y iPint, o lo que es lo mismo una aplicación que convierte iPhone en una gran jarra de cerveza, y que al inclinar el terminal unos 90 grados se vacía.

Hottrix es una pequeña empresa que desarrolla aplicaciones para dispositivos móviles, entre ellas figura iBeer que se puede adquirir por 3 dólares. Esta compañía ha demandado por unos 9 millones de euros a la cervecera Coors alegando que han violado los derechos de autor al presuntamente copiar iBeer. La cervecera pone a disposición de quien lo desee y de forma gratuita iPint, que viene a ser la misma aplicación, pero con un matiz. Coors introduce publicidad en el iPhone para promocionar su marca.

La batalla legal ha tenido repercusiones en iTunes. Apple ha atendido la petición de Hottrix de retirar iPint de la App Store de EE UU, pero sin embargo la aplicación se puede seguir descargando en otros países. La compañía desarrolladora asegura que el número de ventas de su iBeer se vio reducido considerablemente desde que Coors lanzó su aplicación de forma gratuita. De hecho, la cerveza de Coors se coló en el top 10 de descargas gratuitas.