Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'slogan' en 140 caracteres para echar a Molina

Una campaña pide el cese del ministro de Cultura para "preservar los derechos digitales" de los españoles

Hace poco más de un mes, el ministro de Cultura, César Antonio Molina, anunció que su departamento prepara una nueva normativa, "que probablemente sea antipopular", para regular la piratería en Internet. Poco han tardado las asociaciones de internautas más combativas en salir al paso al ministro y han organizado una resistencia "digital" con el objetivo de preservar lo que ellos consideran derechos digitales de los internautas.

El primero de los pasos de la hoja de ruta exige un cambio al frente del Ministerio de Cultura al considerar que Molina está condicionado por las asociaciones que defienden los derechos de autor y la propiedad intelectual (SGAE, Promusicae, Cedro, etc.). El portal especializado en conocimiento libre Hispalinux ha lanzado la campaña Plan-E: E.R.E. para Molina (nombre que toman del Plan español para el estímulo de la economía y el empleo que presentó la semana pasada el presidente del Gobierno en Internet) en la que denuncian que desde Cultura se está invirtiendo una cantidad desproporcionada de dinero en una época de crisis en inculcar tanto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como a la ciudadanía, incluidos alumnos de la educación infantil y primaria, en la supuesta ilegalidad de las descargas on line, cuando, en todo caso, éstas suponen un ilícito civil, nunca un delito.

Para reforzar la participación ciudadana y demostrar que Internet puede favorecer el espíritu crítico y democrático, los creadores de la campaña, agrupadas en torno al colectivo eXgae, han lanzado un particular concurso en laweb de microblogging Twitter que, bajo el título Molina, pírate, busca el mejor slogan para dicha campaña. En el momento de escribir este reportaje, son casi 300 las personas que siguen el concurso, que ya recoge más de 50 propuestas.

Pero no es la dimisión del titular de Cultura lo que buscan los promotores de la campaña. O no sólo. Su objetivo último es conseguir una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y que el Gobierno escuche antes de hacerlo a una nueva comisión intersectorial que esté formada mayoritariamente por personas que defiendan la cultura digital desde el interés general y el conocimiento. Los convocantes ofrecen un decálogo de partida en el que ponen negro sobre blanco cuáles son sus reivindicaciones iniciales. Dicho decálogo, así como las motivaciones que les ha llevado a iniciar esta campaña están recogidos en un blog desde el que invitan a participar a toda la sociedad civil.