Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido estudia aplicar un canon a las conexiones de banda ancha

Los usuarios deberán pagar hasta 20 libras al año por copiar obras sujetas a derechos de autor

El gobierno británico va a presentar en el día de hoy una propuesta para la creación de un nueva tasa anual para las conexiones de banda ancha con el fin de compensar a la industria del cine y de la música por las descargas de contenidos sujetos a derechos de autor, según pública The Times.

Este nuevo gravamen podría llegar a elevarse a 20 libras anuales (21,8 euros) por cada conexión de banda ancha y estaría gestionado por una nueva agencia que actuaría de intermediario entre los sectores de la música y el cine, y los proveedores de servicios.

La idea es muy similar a la del canon digital que se aplica en todos los soportes capaces de reproducir o almacenar contenidos digitales en España, que viene a subsanar a los autores por el derecho a la copia privada, pero en el Reino Unido donde no existe este derecho y hasta ahora no existía ningún canon parecido.

La nueva agencia también podría proporcionar los datos de los internautas que realmente están realizando descargas de forma masiva pero sólo si existe una orden judicial previa.

La canon inglés está planteado para aplicarlo a los teleoperadores, que inevitablemente como sucede con todas las tasas, acabarán pasando directamente a sus clientes.

La propuesta , a la que ha tenido acceso The Times, también va a promover que todos los hogares ingleses tengan el derecho reconocido por ley a tener un acceso de banda ancha de al menos de 2 Mb. El gobierno británico ha hecho de Internet una de las áreas principales en las que espera crear un mayor número de empleos