Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamadas y sms gratis a cambio de anuncios

Movistar regalará a sus abonados tráfico y puntos a cambio de publicidad a la medida

Crisis general. Todos los sectores de cara al público buscando en la publicidad el salvavidas, una nueva fuente de ingresos con la que capear el declive del negocio tradicional. La industria del móvil no es una excepción. Las tarifas caen por efecto de la regulación y cada vez es más costoso retener a los clientes debido a la competencia. Así que hay que buscar fórmulas para facturar. Telefónica, a través de su marca Movistar, ha decidido dar el paso más arriesgado: regalar a sus clientes llamadas, mensajes y puntos (canjeables por terminales) a cambio de remitirles publicidad.

La operadora va a lanzar una campaña entre sus mejores clientes para que se apunten a esta iniciativa inédita en España. Y es que no se trata de anuncios masivos e indiscriminados, como los que se reciben ahora vía SMS, sino de publicidad a la medida. En efecto, los clientes que deseen convertirse en beneficiarios del programa deberán remitir vía SMS un perfil con sus gustos publicitarios, y decidir qué tipo de anuncios quieren recibir de acuerdo a sus preferencias, hábitos de consumo y aficiones personales.

Además, incluirán también si quieren tener un "perfil publicitario" alto o bajo. En el primer caso, recibirán anuncios cada vez que realicen una llamada o remitan un SMS. Cuando pulsen para visionar la publicidad (bajo las formas de vídeos, mensaje de texto o audio), Movistar les regalará el importe de la llamada o del SMS que acaban de realizar. Los usuarios de perfil bajo sólo recibirán anuncios en la pantalla, cuando sus teléfonos estén en espera (stand by), que podrán canjear por puntos, con los que su vez tendrán derecho a descuentos para adquirir nuevos terminales.

Se trata de una iniciativa completamente pionera en España, puesto que Orange ya comercializa publicidad pero no regala llamadas sino que realiza un descuento en la factura de sus abonados. Además, en su servicio Promo Tono, nombre comercial de la iniciativa, el que recibe publicidad no es abonado sino las personas que le llaman. El cliente se limita activar un servicio que sustituye el tono de espera que se escucha antes de contestar cuando él recibe una llamada por una melodía ligada a una marca comercial o una campaña de publicidad.

Movistar cree que la publicidad contextual, dirigida expresamente a los gustos personales del consumidor, es mucho más efectiva. Por eso, el abonado tendrá la potestad en todo momento de rechazar los anuncios que no sean de su agrado.

La campaña podría ser presentada esta misma semana en el marco del Mobile World Congress, la feria mundial del móvil que se celebra esta semana en Barcelona.

Telefónica quiere incorporar este tipo de publicidad también a su servicio de televisión por Internet (Imagenio) y a llegar a acuerdos con marcas comerciales para descargar publicidad en vallas y anuncios en prensa mediante los llamados códigos bidimensionales, una especie de código de barras evolucionado que puede ser leído por los móviles y que permiten remitir vídeos comerciales. Telefónica no va sola en este proyecto sino que ha formalizado una sociedad (joint venture) con Sony Ericsson para el desarrollo de este tipo de anuncios.