Selecciona Edición
Iniciar sesión

El 20% de los españoles compra por Internet, frente al 32% de media comunitaria

El 70% del volumen de negocios se concentra en tres mercados, Reino Unido, Alemania y Francia, según la Comisión Europea

El 20% de los españoles han comprado productos o servicios a través de Internet para uso privado durante el último año, según un informe sobre comercio electrónico que ha publicado hoy la Comisión Europea. Este porcentaje es muy inferior a la media comunitaria, que se sitúa en el 32%, aunque Bruselas destaca que España e Italia son "mercados de crecimiento rápido".

El mercado europeo del comercio electrónico se estimó en 106.000 millones de euros en 2006, una magnitud comparable a la de EE UU. El 70% del volumen de negocios se concentra en tres mercados, Reino Unido, Alemania y Francia. El 57% de los británicos compró bienes o servicios en Internet en 2008. En Dinamarca, Países Bajos, Alemania, Suecia y Finlandia, la cifra supera también el 50%.

Los países más atrasados en este campo son Bulgaria, Rumania, Letonia, Grecia, Chipre y Portugal, con cifras inferiores al 10%. En 2008, los artículos más comprados a través del comercio electrónico fueron viajes y paquetes vacacionales (42%), ropa y equipamiento deportivo (41%) y libros y revistas (39%), según el estudio.

Internet es el canal de venta minorista que crece más rápido y los usuarios recurren cada vez más a este medio para comparar los precios antes de comprar en los comercios tradicionales.

No obstante, el Ejecutivo comunitario alerta de que, en contraste con la tendencia de crecimiento rápido en los mercados nacionales (del 27% al 33% entre 2006 y 2008), el porcentaje de las compras transfronterizas por Internet sigue siendo bajo, sólo del 7% en 2008 (comparado con un 6% en 2006). El 51% de los comercios de la UE vende también a través de Internet, pero sólo el 21% realiza transacciones transfronterizas.

A juicio de la Comisión, las principales barreras que retrasan el desarrollo del comercio electrónico transfronterizo son la segmentación geográfica, las barreras lingüísticas, problemas logísticos relacionados con la interoperatividad de los sistemas postales y de pago, barreras normativas y falta de confianza por parte de los consumidores.

Para tratar de avanzar en la corrección de estos problemas, el Ejecutivo comunitario anunció que en septiembre de 2009 presentará los resultados de un experimento de "compras de incógnito" independientes realizadas para determinar cómo y dónde se está impidiendo a los consumidores hacer compras por Internet en la UE.

Además, la comisaria responsable de Protección de los Consumidores, Meglena Kuneva, puso en marcha el pasado otoño un proceso en toda la Comisión para detectar las barreras al comercio electrónico.

El informe final se espera para otoño de 2009.