Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google crea un buscador para identificar a sus empleados descontentos

El gigante de Internet toma medidas ante una eventual fuga de cerebros

El grupo Google, consciente de que una fuga de cerebros pondría en duda su competitividad a largo plazo, ha establecido un modelo para identificar a cuales de sus 20.000 empleados están descontentos y que, como no podía ser de otra manera, basa la evaluación del grado de satisfacción y las expectativas de promoción en un algoritmo.

Según revela hoy el Wall Street Journal, la medida, que está actualmente en fase de pruebas, forma parte de una serie de actuaciones para evitar que sus más prometedores ingenieros, diseñadores y ejecutivos de ventas salgan de la compañía en un momento en el que sus principales activos -es decir, el hecho de ser una empresa joven con perspectivas de subidas de valor de sus acciones-, se están diluyendo por su gigantismo. Además, completa otras actuaciones tradicionales como la formación y los encuentros periódicos para evaluar el talento de sus empleados.

El algoritmo de Google ayudará a la compañía a "meterse dentro de la mente de sus trabajadores antes incluso de que ellos mismos sepan que se quieren ir", asegura al diario Laszlo Bock, director de la división de recursos humanos del gigante de Internet.

El temor a una fuga de talentos se ha reavivado en los últimos meses tras la salida de algunos altos ejecutivos del grupo como el director del departamento de publicidad, Tim Armstrong, y el directivo de la publicidad online, David Rosenblatt. Al mismo tiempo, otros empleados situados en la zona media de la pirámide, como su director de ingeniería, Steve Horowitz, tentados por el éxito de nuevas webs sociales como Facebook o Twitter.