Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kleinrock: "Internet estará en la uña de los dedos"

Fiesta en Los Ángeles para celebrar el aniversario de la Red

El desarrollo social de Internet sigue siendo, a juicio de Leonard Kleinrock, lo más complicado de vaticinar actualmente aunque tiene claro este padre de la Red es que el futuro será "como una película de ciencia ficción". "Todo estará basado en tecnología integrada, nanotecnología, pequeños sensores en el entorno que sabrán cómo eres, conocerán tus preferencias y se adaptarán a tus necesidades y gustos cuando te detecten". En la próxima década Internet se saldrá de la pantalla del ordenador y formará parte de las paredes de los edificios, de las oficinas, las viviendas e incluso, afirma Kleinrock, estará "en las uñas de los dedos o en las gafas".

Estas manifestaciones las ha hecho Kleinrock durante la fiesta que la universidad de California en Los Ángeles ha celebrado este miércoles para conmemorar los 40 años de Internet. Fue en sus instalaciones, desde donde Kleinrock envió un mensaje a Standford el 29 de octubre de 1969 que se considera el acto fundacional de Internet.

Este investigador asegura que sí imaginó una expansión global de la web y la integración de los sistemas en la vida diaria, pero "no el aspecto social, Facebook, Twitter, MySpace. Me dí cuenta de esto cuando apareció el e-mail. Se trataba de comunicación entre la gente, no sobre máquinas". Uno de los retos de cara al desarrollo de esta realidad digital será la creación de un sistema de interacción muy sencillo entre los dispositivos informáticos y los usuarios. "El teléfono, el portátil, todo eso es muy complicado porque está lleno de funciones y la gente no sabe cómo sacarle el máximo provecho. Hay una enorme investigación que se está llevando a cabo ahora para mejorar la interactuación tecnológica", afirma.

Para Kleinrock, de 75 años, tras cuatro décadas de existencia, Internet ha llegado a un punto de no retorno en el que los contenidos han suplantado a la tecnología como el motor que impulsa su desarrollo. "Hasta hace poco era al revés. Las aplicaciones trataban de coger el ritmo de la informática para sacarle todo el partido", afirma. Kleinrock posó junto con el ordenador que le permitió mandar la primera comunicación en la Red, un aparato de más de dos metros de alto con un procesador que tenía "menos potencia que la del reloj que llevo puesto". El investigador recuerda divertido que en los inicios de Internet no había una preocupación excesiva por la seguridad porque "en aquella época nos conocíamos todos los que estábamos conectados". En la jornada de celebración del aniversario de Internet en UCLA ha participado también Nicholas Negroponte director del Media Laboratory del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).