Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Unión Europea investiga si Google abusa del dominio de su buscador

Tres compañías, una de ellas propiedad de Microsoft, lo han denunciado ante las autoridades comunitarias

Google controla el 90% del mercado mundial de buscadores, una posición de dominio de la que compañía de Mountainview abusa, según denuncian ante la Comisión europea dos sociedades relacionadas de Microsoft y una tercera compañía francesa. El Ejecutivo comunitario ha reconocido la recepción de las alegaciones y ha pedido a la compañía californiana que las comente. "Por ahora no es una investigación formal", ha señalado la Comisión. "No llevará a ninguna parte", ha augurado Google.

Google se ha hecho omnipresente en todo el orbe, ya sea como en su calidad de 'número uno' entre los buscadores, dominador de la publicidad en internet, sitio favorito para vídeos en Youtube, con su planes de crear la biblioteca universal de GoogleBooks o con su intención de entrar en la telefonía móvil. La compañía tiene contenciosos en Europa y en Estados Unidos y ahora la Comisión entra por primera vez a analizar las actividades de su buscador.

Requieren el amparo de Bruselas el sitio británico de comparación de precios Foundem, el buscador jurídico francés ejustice.fr y la web de compras Ciao! from Bing. Los dos primeros alegan que Google les coloca muy abajo en la lista de resultados de búsqueda porque son competencia del propio Google. Ciao! mantiene que las tarifas publicitarias de Google son artificialmente altas en Internet.

En respuesta a la acusaciones, Julia Holtz, abogada de Google, ha hecho notar en conferencia con Bruselas que Foundem pertenece a un 'lobby' parcialmente financiado por la compañía de Bill Gates y que Ciao! fue comprada en 2008 por Microsoft, rival que intenta a la desesperada entrar unido a Yahoo! en el universo de los buscadores. Holtz ha dicho que es muy difícil encontrar un sistema perfecto de clasificación de las entradas y asegura que Google sólo busca dar prioridad a las entradas que parecen más útiles a los usuarios.

"Todos los sitios de Internet son tratado por igual -ha apuntado Holtz- y la cuestión es saber si Google hace algo para asfixiar a la competencia. No es el caso". A su juicio "esto es el principio de una investigación que no irá a ninguna parte".

La Comisión no quiso ir más allá de anunciar que había dado curso a las tres quejas, que el proceso se encontraban en un estadio muy inicial y que la investigación no era todavía formal.