Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia subvencionará una tarjeta juvenil para comprar música en Internet

Costará 25 euros, pero permitirá comprar por valor de 50.- La podrán pedir los internauta de entre 12 y 24 años

Poco a poco se van conociendo los detalles de la tarjeta de música para jóvenes prometida por el presidente de la República francesa a principios de año. Se lanzará el 21 de junio con motivo de la Fiesta de la Música. La podrán obtener los jóvenes de entre 12 y 24 años (una población potencial de más de diez millones) al precio de 25 euros aunque la tarjeta permitirá comprar música en Internet hasta un valor de 50. Se trata de una iniciativa para promocionar la descarga comercial de música.

La tarjeta podrá adquirise en un portal creado a tal fin donde el internauta deberá dar un mínimo de datos personales. El internauta deberá escoger los servicios de descarga donde desea realizar las compras y recibirá un código, por correo o SMS, para realizarlas. Si opta por más de un servicio recibirá otros tantos códigos (por un mínimo de compra de 10 euros, de los que el joven pagará la mitad). La validez de la carta será de un año. Las informaciones disponibles no aclaran cómo se elaborará la lista de sitios de descarga o audición musical comerciales que serán utilizables.

El punto más polémico reside en la manera en que la administración francesa pretende recoger fondos para pagar esta campaña que presenta como una medida para combatir la piratería. En un principio se rumoreó que podría imponer una tasa a buscadores como Google. Esta vía parece abandonada y ahora se apunta a un incremento del IVA sobre las operadoras de telecomunicaciones.

Ahora, estas compañías pagan un 19,6& de IVA sobre la mitad de su cifra de negocios y un 5,5% sobre la otra mitad. El Gobierno estudia aplicar la primera tarifa sobre el 55% de sus ventas lo que le reportaría entre 60 y 80 millones de euros, la mitad de la cifra necesaria para subvencionar la citada tarjeta de música.

Las operadoras que ya pagan una tasa para financiar el cine y otra para el audiovisual público consideran que ya aportan a las arcas del Estado 350 millones de euros anuales y que sería injusto una nueva carga.