Tecnología
Ciberpaís

Europa permite a las marcas de lujo controlar quién vende sus productos en Internet

Prohibirá el comercio en la Red por parte de tiendas sin local autorizado

EUROPA PRESS Bruselas 20 ABR 2010 - 10:59 CET

Los propietarios de marcas han convencido a la Comisión Europea de que les permita impedir las ventas de sus productos en tiendas de Internet que no tengan locales físicos, ante la necesidad de "proteger su imagen". eBay y organizaciones de consumidores dicen que el nuevo requisito podría perjudicar al comercio electrónico, precisamente cuando la Comisión está intentando promocionarlo. La cláusula forma parte de las nuevas reglas que la Comisión adoptará esta semana.

Los propietarios de las marcas -a menudo del sector de bienes de lujo- piden la cláusula para impedir la actividad de competidores que se aprovechaban de sus campañas de promoción sin pagar los costos. "La cláusula permite a la industria del lujo proteger sus inversiones en tiendas de ladrillo y cemento", según Antoine Winkler, socio de la firma legal Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que representa a varias empresas de marcas.

Por su parte, un abogado de eBay ha criticado que el ejecutivo de la Unión Europea podría haber hecho más para promocionar el comercio electrónico. "La Comisión podría haber sido más valiente y depositado más confianza en cómo utilizan hoy los consumidores los distintos canales de venta de forma complementaria". La organización europea de consumidores BEUC ha señalado que la cláusula podría afectar a la competencia. "El argumento de que los consumidores necesitan en todas las circunstancias los consejos que vienen con una tienda física es sólo una excusa infundada para limitar la competencia", según Monique Goyens, directora general de BEUC. "Los consumidores deberían poder decidir cómo comprarán sus bienes, los fabricantes y vendedores deberían responder a las preferencias de los consumidores, en lugar de dictar los términos bajo los que los consumidores pueden acceder a los productos".

Esta decisión comunitaria viene precedida de varios litigios entre, por ejemplo la marca Louis Vuitton y eBay. La empresa de pujas en línea fue condenada a pagar 1,7 millones de euros a LVMH por vender sus productos de lujo sin permiso. Las marcas de lujo que despliegan tiendas con su marca en distintas ciudadaes quieren controlar la distribución y oferta de sus productos y no desean ver en Internet que una tienda en línea los ofrece.Otro contencioso abierto es el empleo de etiquetas con el nombre de las marcas por parte de clientes de los buscadores que quieren insertar publicidad asociada a las búsquedas. De esta menra cuando el internauta busca Vuitton aparece, junto a los resultados de las búsquedas, un enlace publicitario de otra marca. El tribunal europeo ha avalado parcialmente esta práctica al permitir el empleo de estas etiquetas pero hace responsable al buscador de que se ofrezca publicidad de sitios donde venden productos falsificados.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Iglesia y el crimen

Es apabullante la impunidad de los profesionales de la palabra evangélica ¿Por qué callan los católicos?

Dos policías mueren tiroteados en Nueva York

Un hombre de Baltimore abre fuego contra dos agentes en Brooklyn El incidente ocurre en plena tensión por el caso Garner

Camino de una campaña insólita

El hundimiento de Rajoy y la hegemonía en la izquierda, elementos decisivos de 2015

“¿... y quiere ser catalán?”

En una sociedad abierta, laica, plural, diversa y mestiza es inconcebible que las personas se relacionen de una única manera

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana