Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adobe abandona la batalla por las aplicaciones del iPhone

El fabricante se centra en Android y no desarrollará más herramientas para el móvil de Apple

Adobe ha dicho basta. Tras meses tratando de dar soporte a contenidos creados con Flash para iPhone, el fabricante abandona el proyecto y congela cualquier desarrollo futuro para iPhone. Como Apple reniega de Flash (su apuesta es HTML5), Adobe no sólo dejará de desarrollar herramientas que permitan a los desarrolladores crear aplicaciones para iPhone e iPad sino que apuesta por el resto de plataformas móviles, principalmente Android (Google).

"Personalmente, voy a cambiar mi foco de atención de iPhone a los aparatos basado en Android (estoy particularmente interesado en las tabletas que saldrán al mercado este año) y no me voy a centrar más en el tema iPhone". Mike Chambers, alto responsable de la plataforma Flash en Adobe ha publicado un carta en su página personal, que refleja el punto de vista oficial de Adobe , según han confirmado a este diario fuentes de la compañía en España.

Chambers va más allá y critica el sistema cerrado que promueve Apple, frente al abierto que impulsan Adobe, Google y otras compañías del sector tecnológico. "Como ya he escrito previamente, creo que el sistema cerrado que Apple está tratando de crear es malo para la industria, para los desarrolladores y en última instancia para los consumidores".

Chambers también invita a los desarrolladores a que abondonen iPhone. "Ya hay un par de desarrolladores que han pasado sus contenidos Flash de iPhone a Android y espero que esta sea una tendencia que cada vez veremos más".

Adobe domina con Flash el universo de los vídeos en la web, con un 95% de penetración y el cerrojazo de Apple le supone un serio obstáculo para su modelo de negocio en los móviles.

El conflicto final se ha desencadenado con el cambio realizado por Apple en la licencia de su kit para desarrolladores de aplicaciones, que no permite el uso de herramientas que no hayan empleado los lenguajes admitidos por la compañía para su iPhone. Pero empezó cuando Steve Jobs acusó a Adobe de ser una empresa "vaga". A pesar de ello, Adobe lanzó recientemente su nueva versión de Creative Suite y en ella ofrece una herramienta empaquetadora para iPhone y un componente de Flash pensado para los aparatos de Apple, que ahora dejará de desarrollar.

La preocupación en Adobe por la política de Apple llevó recientemente a la compañía a informar a las autoridades bursátiles de Estados Unidos que la empresa de Jobs perjudicaba su negocio.