Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Street View deja de recolectar redes wifi

Google pide disculpas porque "accidentalmente" los coches del servicio almacenaban datos de navegación privados

Las autoridades alemanas habían denunciado que el servicio Street View de Google recolectaba las redes privadas wifi que detectaban sus coches cuando fotografiaban las calles de una ciudad para su servicio de mapas. Google, en abril, admitió esta práctica pero negó que ello supusiera el almacenamiento de ningún dato privado de estas redes. Ahora, ha descubierto que por "error" su sistema recogía datos de navegación de las redes wifi no protegidas por contraseñas.

El ingeniero Alan Eustace admite en el blog corporativo de Google que "desde el momento que hemos advertido el problema, hemos inmovilizado nuestrtos vehículos y aislado los datos recogidos para que sean inaccesibles". Google anuncia que contactará con las autoridades de protección de datos de los países afectados para proceder de la manera más rápida posible a la supresión de estos datos. El portavoz de Google manifiesta la "profunda desolación" por lo sucedido y asegura que "sacaremos todas las lecciones posibles".

Google asegura que la información recogida es fragmentaria y el problema se daba cuando el propietario de la red wifi la estaba utilizando cuando el vehículo pasaba por delante de su casa y captaba la señal. Google asegura que no era consciente del problema hasta la semana pasada, a raíz de una auditoría interna del sistema llevada a cabo tras la petición de las autoridades alemanas.

Las autoridades alemanas consideran insuficientes las excusas presentadas por Google tras este "descubrimiento" y exigen que un grupo de expertos independientes analicen la calidad de la información recogida por los coches de Street View que ya habían despertado su alarma antes de conocerse esta situación.

Google argumentó en abril que la recolección de datos sobre las redes wifi de los particulares mejoraba su servicio de geolocalización y que, en ningún caso, almacenaba datos de navegación o identidades de los titulares.