Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos de Facebook piden más cambios

El principal reproche es que muchas opciones se ofrecen abiertas a todos por defecto y es el internauta quien debe restringir los accesos.- Artemi Rallo: "La solución al conflicto no consiste en simplificar las herramientas"

Facebook, de la mano de su máximo responsable Mark Zuckerberg, presentó el miércoles una simplificación del sistema de control de la privacidad por parte de sus miembros. Era la respuesta a una ola de críticas por la política de la red social que abría a terceros muchos datos de las cuentas de sus miembros. Las primeras reacciones demuestran satisfacción por el paso dado por la compañía, pero quienes han sostenido las mayores críticas mantienen reproches que, a su juicio, sólo podrán evitarse con cambios más profundos.

Artemi Rallo, responsable de la Agencia de Protección de Datos de España, ha manifestado a este diario que da la impresión de que "Facebook no sabe, no puede o no quiere entender el problema". Las respuesta al conflicto, explica Rallo, no está en simplificar las herramientas que se ofrecen al internauta para decidir su grado de privacidad en la red social. "El problema es que un usuario medio raramente conoce Internet y la propia red social lo suficiente como para evaluar el grado de publicidad que tienen sus acciones y acostumbra a aceptar el diseño que le ofrece la red". Para Rallo, Facebook debería ofrecer por defecto el máximo grado de privacidad y si, como dice, cree en la capacidad del ciudadano para administrar el grado de publicidad que quiere dar a su perfil, será éste quien decidirá si lo aumenta. "El diseño de sus ingenieros no está pensado para proteger la privacidad. Está pensado para dar una máxima publicidad a los contenidos y hacer negocio", comenta Rallo, para quien el conflicto ha "rebasado las líneas rojas".

Ofelia Tejerina, de la Asociación de Internautas, cree que todo lo que sea simplificar la gestión de las opciones en Facebook es positivo porque a muchos internautas les resulta difícil sabe qué tienen en abierto y qué en cerrado. Sin embargo, mantiene la queja por el volumen de opciones que Facebook ofrece, por defecto, en abierto. "Salvo los datos básicos del perfil, el resto debería presentarse en cerrado y que fuera el internauta quien decidiera abrirlos".

Testigo estrella

Jeffrey Chester, presidente del Center For Digital Democracy, escribe en Forbes, que "lamentablemente, Facebook todavía se niega a dar el pleno control a sus usuarios" y destaca que, por defecto, muchas opciones las presenta Facebook abiertas a todos y debe ser el internauta quien restringa el acceso. Chester asegura que su entidad y otros grupos examinarán con más detenimiento la propuesta de Facebook para determinar qué nuevos cambios son precisos. "Mientras tanto, proponemos que el Congreso realice audiencias sobre la privacidad en las redes sociales con el señor Zuckerberg como testigo estrella".

El San Francisco Chronicle se pregunta si el movimiento de Facebook apaciguará a sus enemigos. No parece que lo vaya a conseguir totalmente. Joseph Dee, uno de los creadores del sitio que propone abandonar Facebook y que ha recogido 22.000 firmas asegura que mantendrá la campaña porque no se fía de la red social.

"Si bien es cierto que los usuarios tienen más control sobre su cuenta del que tenían ayer, todavía se deben tomar más importantes pasos", afirma Nicole Ozer, de la American Civil Liberties Union. Ozer espera que Facebook haya aprendido de los recientes problemas y que no tendrá sólo las razones del bolsillo en su mente.

El propio Facebook ha recogido reacciones a su propuesta. "A pesar de todos los rumores contrarios, la privacidad no ha muerto, sino que vuelve en forma de controles simplificados y mejores políticas,", comenta Leslie Harris, presidente del Center for Democracy and Technology. "Aunque aún queda trabajo por hacer, estos cambios son los cimientos para dar a la gente lo que quiere y se merece."

"Las personas cuidan su privacidad ahora más que nunca. Estamos satisfechos de que Facebook se haya comprometido a ampliar el control y la elección del usuario y motivados para trabajar juntos y ayudarles a cumplir con su compromiso", asegura Michelle De Mooy, de Consumer Action. "Creemos que la empresa debería trabajar con una amplia coalición de defensores, reguladores y legisladores de consumidores y de privacidad para subir el listón y encaminar al sector hacia dotar de más poder y proteger a los consumidores en Internet".

Guía en español

"El anuncio de Facebook debería servir para recordarnos a todos que los servicios en línea compiten activamente en el mercado de la opinión pública, mediante sus compromisos para dotar de poder a los usuarios para que hagan sus propias elecciones acerca de la privacidad", comenta Berin Szoka, director de Center for Internet.

Facebook ya ha publicado la guía en español para orientar a sus miembros sobre los cambios que irá implantando.

Los cambios en Facebook

DAVID ALANDETE

Estos son los cambios principales, según la firma:

- Habrá una página de control única de privacidad para todo el contenido que se haya añadido en el pasado y se vaya a añadir en el futuro.

- Con uno o dos golpes de ratón se controlará la configuración de todo el perfil.

- Habrá un panel de control en el que se verá qué información se comparte con quién: amigos, amigos de amigos o todo los usuarios.

- El directorio básico se pone al alcance de todos los usuarios sin posibilidad de hacerlo privado. Pero este solo incluirá: nombre, foto de perfil, género y red de adscripción del usuario.

- A través de otra página, el usuario podrá restringir qué información comparte con otras aplicaciones y motores de búsqueda.

- Por primera vez, Facebook permite desconectar totalmente las aplicaciones de otras empresas con un solo botón. De ese modo, el usuario sólo podrá usar las aplicaciones de Facebook, como la pizarra o las fotos, y no otras, como Farmville o Guerras de Zombies.

- Con una lista de bloqueados, ya existente, el usuario puede desaparecer de la red para los usuarios con los que no quiera compartir nada.

Más información