Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos firmas españolas lanzan un servicio mundial de alerta y control parental de Internet

Danba y Lleida.net permiten contratar avisos por SMS sobre la navegación del menor

Dos empresas españolas, Danba y la operadora de SMS Lleida.net, han llegado a un acuerdo para la implantación mundial de un nuevo sistema de control parental con avisos al teléfono móvil del tutor.

Según ha comentado a este diario Luis Cangas, uno de los socios fundadores de Danba, su servicio está orientado más que al bloqueo de páginas, una opción por defecto de su sistema, a suministrar a los padres o tutores del menor de 16 años información sobre su actividad en Internet. Para ello, quienes suscriben su servicio reciben informes periódicos sobre la navegación del menor y alertas por SMS en el caso de que éste permanezca más de 15 segundos en una página catalogada como nociva (pornografía, anorexia, violencia, drogas). Para garantizar el sistema de alerta móvil, Danba ha acordado este servicio con Lleida.net, operadora de SMS que tiene convenios de interconexión en 200 países para este tipo de servicio.

Danba permite la contratación en línea de su servicio y a partir de la próxima semana, en España, distribuirá el programa en distintas cadenas de tiendas españolas.

Una licencia del programa de Danba permite monitorizar cuatro ordenadores. "Danba monitoriza el ordenador y el cliente es quien sabe la persona que está usándolo. Obviamente nosotros orientamos el servicio hacia el seguimiento de la conducta digital de los menores. No es nuestra responsabilidad que el cliente haga otro tipo de usos del mismo", comenta Cangas.

Danba tiene indexadas más de cien millones de páginas por distintas categorías y detecta cuando la máquina acude a una de ellas. "Detectamos que se visita una página, pero no controlamos la actividad que el internauta realiza en ella". Los tutores muchas veces no únicamente están preocupados por si el menor visita páginas no apropiadas. "Muchas veces quieren conocer la conducta digital de su hijo, a qué tipo de redes sociales está conectado y el tiempo que permanece en ellas, por ejemplo. Algunos padres han descubierto por este sistema la afición de su hijo a la música clásica".

Aunque el programa permite bloquear el acceso a los sitios que el cliente determine, esta opción se presenta por defecto porque, a juicio de Cangas, si lo que se pretende es educar sobre el empleo de Internet, ello no se logra impidiendo el acceso desde una máquina porque el menor podrá acudir al ordenador de un amigo para realizar la navegación que tiene prohibida.