Tecnología
Ciberpaís

Kinect se venderá en España en idioma "mexicano"

El aparato para la Xbox 360 no reconocerá el acento español

INÉS P. CHÁVARRI Bilbao 27 AGO 2010 - 13:25 CET

Archivado en:

Saltar, agacharse, propinar manotazos y poner en práctica los últimos pases de baile del momento. Todo, o casi todo, lo permite Kinect, el último dispositivo de la Xbox 360, que Microsoft ha presentado en Bilbao. El gadget permite jugar sin mandos, con total libertad y reproduce en la pantalla del televisor todo lo que el jugador hace en el salón de su casa, salvo una cosa, el acento de español.

El aparato comenzará a venderse en España con el reconocimiento de voz adaptado únicamente al inglés, al japonés y al "mejicano", según fuentes de la propia empresa.

Aún así, el "mejicano" no funcionará en España porque no reconocería la entonación y la fonética. Esta carencia se solventará en la primavera, cuatro o cinco meses después de su aparición, anunciada para el 4 de noviembre en Estados Unidos y para el 10 en el resto del mundo.

Al margen del pequeño detalle de que el reconocimiento de voz no funcionará en España, Kinect llegará acompañado de 15 títulos, entre los que destacan un juego de carreras, otro de mascotas, de aventuras, fitness y baile. Aunque los juegos guarden muchas similitudes con otros que hoy en día se pueden encontrar en el mercado para distintas plataformas, desde Microsoft esperan que la sensación de libertad que se experimenta al jugar conquiste al público.

El sensor ofrece otras posibilidades más allá del mundo de los videojuegos, ya que un simple movimento de mano sustituye al mando convencional del televisor. Incluso el jugador podrá controlar con su voz la videoconsola. Bastará con pronunciar "Xbox para" o "Xbox reproduce", y el DVD se detendrá o comenzará de nuevo, según ha explicado Lidia Pitzalis, responsable de producto de Microsoft.

"Las posibilidades son infinitas", añade Pitzalis aunque reconoce "que hasta la fecha sólo se ha explorado el 5% de lo que en un futuro Kinect podrá hacer". De momento, Kinect, cuyo desarrollo ha durado cuatro años, sólo permite dos jugadores a la vez. Habrá que esperar a ver cómo se desenvuelve el dispositivo en juegos más complejos que no sólo consistan en agacharse o saltar para esquivar obstáculos. El precio de venta para Europa será de 190 euros.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana