Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro caso de maltrato a animales subleva Internet

Facebook retira un vídeo de una adolescente lanzando seis cachorros de perro a un río

A los pocos días de que Internet se movilizara para identificar a la mujer que fue filmada tirando un gato en un contenedor, la Red vuelve a estar agitada para localizar a la chica que protagoniza un vídeo donde se le ve tirando a un río seis cachorros de perro. El vídeo ha sido retirado de YouTube pero circula por otros sitios de la Red. Aunque algunas informaciones no descartan que se trate de una simulación de pésimo gusto de unos irresponsables que han querido emular la expansión viral que tuvo el vídeo de la mujer británica,las imágenes muestran a una chica vestida con una chaqueta roja cogiendo uno a uno seis cachorros y lanzándolos al río. En Facebook ya se ha abierto un sitio para encontrar a la protagonista del vídeo. Los primeros datos sitúan la acción en Croacia o Bosnia y algunos sitios dan el supuesto nombre de la autora. En varias redes sociales se prodigan las amenazas de muerte contra la joven y la organización dedicada a la protección de los animales PETA ha ofrecido dos mil dólares de recompensa a quien suministre datos para el arresto y condena de la persona o personas "responsables de este odioso acto".

La semana pasada, una movilización similar fue provocada por una mujer británica que fue captada por una cámara cuando metía un gato en un contenedor. Los propietarios del gato, que fue rescatado al cabo de unas horas, colgaron el vídeo en YouTube y se organizó la identificación de la protagonista de la acción. Resultó ser una mujer de Coventry, Mary Bale. Su primera reacción al verse descubierta fue quitar importancia a lo sucedido -"¿por qué tanto lío?, solo es un gato", aseguró-. Luego corrigió sus declaraciones afirmando: "No puedo explicar por qué hice esto, está totalmente fuera de lugar. Fue una fracción de segundo de error de juicio que se descontroló". Bale tiene ahora protección policial ante las amenazas de muerte que ha recibido.