Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas denuncias de maltrato laboral en Foxconn

Una encuesta entre los trabajadores afirma que padecen violencia física y explotación salarial.- Algunos medios apuntan que las autoridades chinas están detrás de los informes contra el fabricante taiwanés

Foxconn, el fabricante de electrónica taiwanés, suministrador, entre otros, de Apple, Nokia y Dell, vuelve a estar en el centro de las denuncias por las condiciones laborales que impone a sus trabajadores en China. Este año, el suicidio de 13 asalariados suyos fue atribuído a la insoportable dureza del trabajo en sus fábricas. Ahora, se ha publicado un nuevo informe, elaborado por una quincena de universidades chinas en las que se afirma, entre otros aspectos, que los trabajadores deben realizar una media de 83,2 horas suplementarias por mes, más de dos veces el máximo permitido por las autoridades chinas. La encuesta, realizada entre 1.726 trabajadores de la compañía (que cuenta con 937.000 empleados), asegura que Foxconn "olvida" pagar la totalidad de estas horas extras, fuerza a trabajar más allá de las ochos horas diarias y cubre con certificados médicos falsos los trabajadores obligados a tratar con sustancias peligrosas. También afirma que más de un 16% de los trabajadores habría sufrido violencia física por parte de agentes de la empresa.

La compañía ha replicado el informe con una larga nota en la que niega los datos de la encuesta. Según Foxconn, ciertamente no es una empresa perfecta "pero asume las responsabilidades con nuestros trabajadores". Afirma que están comprometidos con el desarrollo económico de las ciudades donde operan y que respetan toda la legislación vigente.

La compañía afirma que ha realizado una evaluación de sus trabajadores y que, tras conocerse el resultado de la misma, el 85 % de los mismos verán aumentado el sueldo el próximo mes de noviembre. El aumento tiene en cuenta los costes de vivir en la localidad, la media de retribución de la industria del lugar y la normativa. También niega que no pague las horas extras y asegura que duplica o triplica el pago de las horas cuando se trabaja en fines de semanas o fiestas nacionales. Rechaza igualmente que tenga una política de explotación de becarios y aprendices y que las condiciones sanitaras de trabajo no se ajusten a la legalidad.

Algunos medios consideran que la llamativa atención de las autoridades chinas sobre las condiciones laborales de las fábricas de su país de esta firma taiwanesa podría tener un componente político. El índice de suicidios registrados en Foxconn podría no superar la media de suicidios por motivos laborales del país. Un indicio de que hay algún tipo de maniobra política detrás, según The New York Observer, es que la publicación que ha dado a conocer esta última encuesta es próxima al partido comunista chino.