Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Apple quiere controlar el negocio del iPhone con su propia tarjeta SIM

Su implantación permitiría la venta directa y libre desde su tienda de los teléfonos.- El cliente escogería desde la misma al operador, que perdería influencia

Apple, conjuntamente con Gemalto, está trabajando en su propia tarjeta SIM lo que daría a la compañía una mayor independencia de los operadores telefónicos para vender sus iPhone. La tarjeta Sim alberga no solo el número de teléfono, también almacena la identidad del cliente. Según Gigaom, el cliente compraría el teléfono desde la tienda de Apple en Internet y, a través de ella, escogería el operador. La tarjeta SIM tendría una parte ROM (que alberga las especificaciones técnicas) y un componente flash que se utilizaría para activar remotamente el contrato con el operador escogido. Se desconoce los detalles del modelo de negocio y si Apple recibiría comisión por el contrato con la operadora. En cualquier caso sería ella quien lo tramitaría desde su tienda, que presentaría la lista de ofertas de las distintas compañías telefónicas.

La idea daría a Apple una mayor independencia con respecto a las telefónicas ofreciendo una alternativa de venta directa. El sistema podría tener su primera implantación en Europa, donde se emplean los mismos estándares técnicos.

La duda es la posición que pueden adoptar los operadores antes esta pérdida de control sobre el cliente. Cnet considera que el cambio no supone una alteración radical del mercado porque el comprador, finalmente, debe acudir a una operadora. Google intentó una fórmula directa de venta de su teléfono Nexus One desde el sitio de la compañía pero fracasó la prueba y tuvo que regresar a las fórmulas tradicionales.