Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicholas Negroponte y Bernardo Hernández, honoris causa por su labor inspiradora

La divulgación y el impulso de la tecnología para mejorar el mundo, valores reconocidos por la Universidad Camilo José Cela

Nicholas Negroponte, miembro del MIT y fundador del proyecto Un ordenador para cada niño y de la revista Wired", fue propuesto para el doctorado por, entre otros méritos, "una vida dedicada a la innovación, generando nuevos caminos en la sociedad del conocimiento", además de su "sensibilidad hacia los más desfavorecidos y sus acciones por eliminar barreras consiguiendo un mundo más igualitario y justo".

En un discurso lleno de referencias a la lucha contra la pobreza puso toda su ilusión en los métodos de aprendizaje que propicia la tecnología. "En Afganistán", dijo a modo de ejemplo, "el 25% de los profesores no han terminado la primaria, y el 50% de las niñas no pueden ir a clase. Por eso no creo en que hacer escuelas y poner profesores sea suficiente". Propuso el uso de su ordenador de 100 dólares: "En Perú, los niños de pueblos remotos enseñan a sus padres a leer con el pequeño portátil. Eso sí es un agente de cambio. Los chavales crecen con autoestima y visión de futuro".

Al mismo tiempo, se lamentó porque no siempre es posible este cambio. El final de su discurso resultó tan amargo como reivindicativo. "Hay un cóctel de la muerte, el que se da en la franja de Gaza, con jóvenes que viven no solo sin educación sino con pobreza y aislamiento", se lamentó.

El primero en adquirir este grado ha sido Bernardo Hernández, del que la Universidad resalta "su carrera profesional, carácter emprendedor y la pasión demostrada en el lanzamiento y apoyo de nuevos productos tecnológicos". Además, entre los méritos de Hernández también se incluye "la influencia que han tenido los proyectos que ha liderado y lidera, en la vida diaria de las personas y los cambios sociológicos que han provocado una nueva manera de entender el mundo".

En su discurso, destacó cómo Internet ha cambiado la relación entre las personas: "Google no fue el primer buscador, pero sí el que más innovó. Facebook no fue la primera red social, pero sí la que supo entender las necesidades de los usuarios. Idealista hizo uso de la tencología para acabar con la frustración que producía tener que buscar casa". En su opinión, Internet supera las fronteras entre grandes y pequeñas corporaciones: "Hace que los David puedan vencer a Goliat. Por eso cada vez vemos más empresas españolas en la vanguardia mundial".

La Universidad Camilo José Cela, a través de su Escuela Superior de Arquitectura y Tecnología (ESAYT) y de la Facultad de Ciencias Sociales y la Educación, ha investido esta mañana como doctores honoris causa al arquitecto y divulgador científico estadounidense Nicholas Negroponte y al director mundial de Productos Emergentes de Google, el español Bernardo Hernández. La madrina de ambos doctorandos ha sido la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.