Selecciona Edición
Iniciar sesión

Weibo: la versión china de Twitter que no para de crecer

El sistema de 'microblogging' chino suma 10 millones de usuarios al mes.- Twitter fue censurado en el verano de 2009 tras los disturbios en Urumqi

China, el país con más internautas del mundo (unos 420 millones) no permanece al margen del microblogging, a pesar del bloqueo de Twitter en 2009 tras los violentos disturbios en la región de Urumqi. De hecho, el gigante asiático se ha lanzado con euforia a la tendencia de postear notas breves en Internet: eso sí, lo hace principalmente a través de Weibo, un clon propio dependiente del portal de blogs Sina.com. El sitio nació en agosto de 2009 y ya suma 50 millones de clientes, aunque la compañía espera superar los 100 este año. Según el portal, a Twitter (200 millones de cuentas) le costó 30 meses atraer al mismo número de abonados.

El portal chino ofrece algunos elementos de los que carece Twitter: muestra las fotos y los vídeos en la página principal, y los comentarios se alinean debajo de las entradas, al estilo de un blog tradicional. Además, los 140 caracteres "pero en chino eso sirve para contar una historia", cuenta uno de los 400 trabajadores de Weibo a la cadena Ser.

Weibo sufre censura de contenidos, pero también ha vivido rebeliones online. El pasado diciembre, el catedrático chino Fang Binxing -al que se atribuye la creación de los sistemas de censura en la Red china- se vio obligado a cerrar su microblog en Weibo al poco tiempo de abrirlo, debido a los insultos de miles de internautas.

En septiembre del año pasado, tres personas se quemaron vivas en protesta por la demolición de su casa para llevar a cabo un proyecto de transporte público. Los medios oficiales no informaron del caso, pero cuando dos familiares de los fallecidos fueron detenidas por protestar, Weibo se hizo eco de los mensajes de texto de las dos jóvenes. Como consecuencia, ocho oficiales fueron destituidos o investigados.

Otro sitio de microblogs, Fanfou, con más de un millón de usuarios, sufrió la censura de las autoridades chinas en 2009, acusado de promover los disturbios en la región de mayoría musulmana Xinjiang. El portal reabrió en noviembre de 2010.