Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

IANA entrega los últimos paquetes con direcciones de Internet IPv4

Es urgente que los proveedores de acceso hagan la transición al protocolo IPv6 que admite 340 sextillones de direcciones

La agencia que administra las direcciones de Internet ha iniciado la entrega de los últimos paquetes de direcciones con el protocolo IPv4. A la IANA le quedaban siete paquetes (cada uno con 16.777.216 direcciones). Dos los ha solicitado y se han enviado a la región de Asia-Pacífico, una de las cinco zonas en que se organiza el reparto de las mismas. El compromiso de IANA era que cuando sólo quedaran cinco se repartirían automáticamente a cada una de las regiones y no en función de las peticiones recibidas, para evitar que la mayor demanda de direcciones de algunas zonas, como Europa-Oriente Medio o Norteamérica, perjudicara a África o Latinoamérica-Caribe.

Una vez recibidos estos últimos paquetes, el agotamiento real de las direcciones con este protocolo se producirá en fechas distintas según la región. Europa, por ejemplo, puede quedarse sin direcciones IPv4 en agosto-setiembre de este año. En África sucederá en el 2014.

Algunos contadores abiertos en Internet anuncian que apenas queda algo más de un millón de direcciones por atribuir. Aunque el dato no es exacto, lo cierto es que urge la transición hacia otro protocolo, el IPv6. La diferencia entre ambos es sustancial. IPv4 usa direcciones de 32 bits y tiene capacidad para generar unos 4.294 millones de direcciones únicas. El salto a IPv6, donde las direcciones tienen 128 bits, permite disponer de unos 340 sextillones.Ahora ya coexisten los dos protocolos, pero la transición es lenta. Además, el IPv6 ofrece muchas ventajas técnicas, desde seguridad a rapidez, en la gestión de las direcciones y permitirá que cada máquina tenga la suya propia y se conecte directamente a la Red en el llamado Internet de las cosas.

Cuando se entregue la última dirección de iPv4, ¿qué pasará? "No se trata de que vaya a producirse un colapso. Habrá dos internet distintos porque quienes accedan desde iPv4 no podrán disfrutar de nueves servicios y aplicaciones más complejas, técnicamente exigentes de conexiones "extremo a extremo", ha explicado Jordi Palet, director de Consulintel y miembro del comité operativo de IPv6 Task Force.

Para dar una señal de alarma sobre la necesidad de realizar con agilidad la transición al IPv6, grandes sitios de Internet como Google, Yahoo! o Facebook se han sumado al Día Mundial del IPv6 que se celebrará el 8 de junio. Aquel día, sus servidores trabajarán de forma prioritaria con IPv6 de tal manera que los internautas cuyo proveedor de acceso todavía trabaje únicamente con el viejo protocolo puden tener dificultades para acceder a determinados servicios. Yahoo!, explica Palet, ha calculado que un 1% (1.000.000) de los internautas que acudan a sus servicios pueden tener problemas serios.

El internauta doméstico no es quien debe tomar la iniciativa del cambio. Los sistemas operativos ya admiten el IPv6 y su router podrá seguir funcionando. La tarea de la transición recae en los proveedores de acceso. Habrá un día en que los nuevos clientes sólo podrán recibir direcciones IPv6. Los proveedores de acceso deben estar preparados, por tanto, para gestionarlo y, mediante sistemas llamados de tunelización, hacer viable la comunicación entre estos dos tipos de protocolos que coexistirán una larga temporada. El problema es que las máquinas estén preparadas para el IPv6 pero las redes,no. Por ejemplo en la telefonía móvil.

Guías

Para entender lo que supone el cambio están disponibles en la web unas guías, IPv6 para todos, en catalán y castellano de acceso gratuito.