Google cambia su algoritmo para combatir a los sitios sin contenido original

El buscador asegura que afectará a un 11% de los resultados y que su objetivo es lograr un "ecosistema web sano"

Google quiere "un ecosistema web sano" y con este objetivo ha anunciado que ha introducido un cambio en los algoritmos que rigen sus arañas de búsqueda que penalizará los sitios que se nutren de contenidos copiados o que utilizan estrategias para posicionarse en los primeros lugares de la lista de resultados del buscador sin que el sitio las respalde con contenidos propios.

El cambio, que de momento se introduce en Estados Unidos, busca atacar las llamadas "granjas de contenidos", plataformas agregadoras que se limitan a parasitar contenidos ajenos. Según la nota de Google, se quiere favorecer a los sitios "de alta calidad". El impacto de este cambio supondrá una alteración del 11,8% en la jerarquía de los resultados. En la nota, la compañía asegura que el algoritmo relegará en la lista de resultados los sitios "con un débil valor para los usuarios o que copian los contenidos de otros sitios, o de sitios que no son simplemente muy útiles".

Recitentemente, Google introdujo en su navegador Chrome la posibilidad de que el internauta eliminara la aparición de un sitio que no le haya parecido pertinente en las futuras búsquedas. Google asegura que no se ha basado en los sitios que los internautas han bloqueado utilizando esta herramienta del navegador pero que en un 80% coinciden con los sitios que se verán penalizados por el nuevo algoritmo. Google ya anunció que esta herramienta le serviría para "mejorar su propio servicio".

Este cambio se introduce pocos días después de que el buscador dejara de reflejar en las búsquedas sugeridas sitios que ofrecieran contenidos sospechos de vulnerar la propiedad intelectual.

Los algoritmos de Google están siendo investigados por la Unión Europea a raíz de las denuncias de varias empresas que sostienen que Google penaliza en la presentación de resultados a servicios competidores.