Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sony admite que la red de PlayStation puede haber sufrido un robo masivo de datos

La empresa avisa que un intruso puede haber obtenido datos de tarjetas de crédito y contraseñas de la PlayStation Network.- Quejas por el retraso de la compañía a la hora de informar del problema.- No se ha detectado, por ahora, ningún uso fraudulento de los datos de tarjetas robados

El cierre desde el pasado miércoles de la red PlayStation que permite el juego en línea a sus 70 millones de miembros ya tiene una explicación por parte de Sony. La empresa ha admitido que una "persona no autorizada" puede haber obtenido información sensible de sus usuarios.

En una nota publicada en el blog de la compañía, Sony no descarta que el intruso haya conseguido nombres, direcciones postales, contraseñas e historial de compras. Aunque no tiene constancia de ello, la empresa no descarta que el intruso haya conseguido el número de tarjeta de crédito, si el internauta lo ha suministrado a PlayStation Network o al servicio Qriocity, y la fecha de caducidad de la tarjeta. Sony excluye que pueda conocer el código de seguridad.

Sony detectó el acceso de esta "persona no autorizada" entre el 17 y 19 de abril. Tras cerrar el pasado miércoles el servicio, atribuyó la medida a problemas de mantenimiento. Posteriormente admitió que la red había sufrido una intrusión.

Esta noche ha publicado el citado comunicado. Sony asegura que está trabajando para restaurar la seguridad del sistema y espera reanudar paulatinamente el servicio en una semana.

Al conocerse que el origen del conflicto era un ataque externo, muchos lo atribuyeron a Anonymous, grupo que había anunciado acciones en contra de Sony en respuesta a su persecución del hacker GeoHot. Miembros de Anonymous se han apresurado a publicar mensajes negando la autoría de este ataque.

Retraso en informar

El senador demócrata Richard Blumenthal ha remitido una carta al presidente ejecutivo de Sony América quejándose de la tardanza de la compañía en avisar del problema. "Cuando se produce una fuga de datos es esencial que el cliente sea inmediatamente avisado", recuerda. En la carta insiste que el problema se detectó la semana pasada y hasta el martes los internautas no han tenido noticias de que información tan sensible como los datos de su tarjeta de crédito pueda estar en manos de terceros.

Este fallo de seguridad, por el número de afectados, es uno de los mayores que se han producido. Cnet recuerda el caso, en 2009, de Heartland que afectó a 130 millones de datos. Lo sucedido con Sony se produce pocas semanas después de que los datos de correo de los clientes de la empresa de mercadotecnia digital Epsilon notificara un robo de los mismos. En distintos foros se prodigan las quejas de internautas por el silencio de Sony sobre el alcance del problema.

Sony recomienda que, cuando el servicio vuelva a estar activo, sus miembros cambien las contraseñas.

La organiación de consumidores FACUA ha solicitado a la Agencia de Protección de Datos española que abra una investigación sobre el caso. La agencia británica ya ha anunciado que lo hará.

Aviso a los clientes

Sony ha empezado a remitir a los clientes de la red un correo en el que explica la situación. La compañía advierte que no se responda a mensajes que, en nombre de Sony, pidan al receptor datos personales. La dirección de correo utilizada por el intruso sería la que ha obtenido de la base de datos de la PlayStation Network. Según Sony España no se ha recibido, hasta ahora, ninguna denuncia de ningún cliente que haya detectado el empleo fraudulento de su tarjeta de crédito. Aunque los clientes de la red de Sony no pueden cambiar la contraseña de la misma hasta que vuelva a estar operativa, sí se recomienda que, en el caso de emplear la misma contraseña en otros sitios, se cambie en estos de forma inmediata.

El cierre de PlayStation Network, que impide jugar en línea o comprar películas o elementos de juego, también afecta a servicios asociados a la misma como, en Estados Unidos, Netflix.