Selecciona Edición
Iniciar sesión

'Hackers' al servicio de la cultura europea

Bruselas organiza un concurso para dar más visibilidad a los fondos de Europeana.- Veinte desarrolladores crean 17 proyectos en dos días de maratón creativo en el Museo Picasso de Barcelona

Luca y Eduardo han creado TimeBook, un Facebook para personajes históricos con función lúdica y educativa a la vez. El juego de Andrés Viedma, al estilo de ¿Quieres ser millonario?, determina los conocimientos del jugador sobre la cultura europea. Victor y Maarten han apostado por mezclar tecnología y derechos de autor. Su Rightsfinder localiza los fondos disponibles bajo dominio público y, si no lo están, explica por qué. Finalmente, Europeana Layar App, de David A. Lareo, georreferencia las obras en un mapa online y, de paso, permite a los propietarios de un teléfono inteligente vincularlas en el entorno donde se exhiben gracias a la realidad aumentada.

La reutilización pública del patrimonio cultural europeo se ha dado cita en el Museo Picasso de Barcelona. Durante dos días 20 hackers han competido y colaborado a la vez en un concurso, Hack4Europe, que aspira a dar mayor visibilidad a los 18 millones de fondos disponibles, tres millones de ellos con licencias libres, en Europeana. El portal aglutina cuadros, música, películas y libros procedentes de 1.500 galerías, bibliotecas, archivos y museos de la Unión Europea (EU).

Londres (Gran Bretaña), Estocolmo (Suecia) y Poznan (Polonia) también han organizado sus respectivos hack days. "El objetivo de los concursos es doble: les invitamos a crear aplicaciones para que nos ayuden a dar más visibilidad a Europeana y, de paso, mostramos a los gestores culturales la importancia de abrirse al mundo tecnológico para fomentar la innovación", explica Milena Popova, responsable de mercadotecnia de Europeana. A Sergio Galán y David Díaz, por ejemplo, se les ha ocurrido crear un buscador de obras por colores para dar más visibilidad al contenido del portal.

Hack4Europe, que premia el potencial comercial, impacto social y la innovación, también fomenta la integración con otras plataformas abiertas en Internet, como Wikipedia. En este sentido, hoy en el museo Picasso barcelonés se ha visto desde un buscador de imágenes, que después se pueden subir a la enciclopedia libre, hasta funcionalidades para referenciar correctamente y mediante vínculos hipertextuales la procedencia de obras disponibles en Europeana y en múltiples idiomas.

El primer hack day para Europeana se celebró en el Instituto de la Imagen y el Sonido de Holanda el pasado abril. "El resultado fue espectacular. Los 32 desarrolladores participantes crearon 15 prototipos, desde aplicaciones para móviles Android hasta mashups para Wikipedia o buscadores por palabras clave o datos geográficos", explica Popova.

La próxima cita es en Bruselas: los mejores prototipos creados durante el hacketon de esta semana, maratón donde se fomenta la creatividad de los hackers durante un tiempo limitado, participarán en la gran final prevista para los próximos 16 y 17 de junio.

Premiados

De momento, en Barcelona, el premio a la innovación se lo han llevado de forma compartida Galán y Díaz por Colour art bits, la aplicación que analiza los colores básicos que utilizan los artistas a lo largo de su carrera y Bert Balcaen por Colour chronology, que permite ver de forma gráfica la biblioteca de obras de cada creador ordenada por años.

El galardón al prototipo con mayor potencial comercial ha recaído en David A Lareo y su aplicación de realidad aumentada, cuya imagen ilustra este reportaje y Time Book, el Facebook lúdico educativo, de Luca Chiarandini y Eduardo Graells.