Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Guerra civil entre Lulzsec y Anonymous

El grupo que atacó a la CIA podría estar hostigando al canal 4chan

Los grupos de hackers Lulzsec y Anonymous están en guerra civil. Lulzsec está convencido de que un aviso para denunciar a sus miembros ante el FBI es de gente de 4chan, una de las plataformas utilizadas por Anonymous para organizar sus acciones. Siempre a través de Twitter, Lulzsec ha iniciado la emisión de mensajes contra Anonymous en un lenguaje un tanto críptico. De uno de ellos se deduce que ha llegado a lanzar un ataque contra 4chan.

El 12 de junio, Lulzsec ya lanzó un mensaje en la citada red social en la que marcaba sus diferencias con Anonymous. "Si quieres ética ve a llorar a Anonymous. Los verdaderos lulzfans esperan el siguiente día para tener más diversión".

Lulzsec, que algunos analistas consideran un grupo desgajado de Anonymous, siempre ha reivindicado que sus acciones tiene un único motivo: divertirse. Ello les diferenciaría de Anonymous que justifican sus asaltos por razones ideológicas. El ataque a servidores y empresas de juegos por parte de Lulzsec, por ejemplo, no es compartido por Anonymous.

La última acción conocida de Lulzsec ha sido el ataque a un empresa australiana dedicada al resgistro de dominios. El botín conseguido es una lista de 62.000 direcciones de correo y contraseñas.

Ambos grupos emplean mayoritariamente el mismo sistema de ataque: la denegación de servicio (colapso de servidores gracias al envío simultáneo de miles de peticiones). A Lulzsec se le atribuye el ataque de esta semana a la web de la CIA abierta a los internautas, que permaneció inactiva durante unos minutos, y a la del Senado de Estados Unidos. También ha reivindicado que hace un par de meses asaltó la sede digital de la compañía de videojuegos Bethesda, editora de Brink. LulzSec -cuyo nombre mezcla el concepto "lulz", risas a costa de la víctima de una broma, y "sec" de seguridad- asegura que ha conseguido datos personales de 200.000 jugadores de Brink. Igualmente ha estado detrás de varios ataques a Sony. Uno de ellos, implicó el robo según Lulzsec de un millón de datos de afiliados a sonypictures.com, cifra que Sony rebajó sensiblemente. Fox y la televisión pública de EE UU han sido otros de sus objetivos.