Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Red Karaoke se integra en Facebook

El servicio de karaoke online cambiará su sede a San Francisco

¿Puede un servicio español de Karaoke conquistar Japón, el lugar donde nació este entretenimiento? Red Karaoke, el servicio para cantar al ritmo de la música creado en 2007 por dos españoles obtiene más de la mitad de su tráfico en Japón y Estados Unidos. El 40% procede de España. El resto hasta alcanzar un total de dos millones de usuarios únicos mensuales llegan, mayoritariamente, de América Latina.

Los hermanos Miguel Ángel y Richard Díaz Ferreira tuvieron la idea de poner grabaciones de audio con letras en la Red y permitir que cualquier usuario cantase gratis hasta 20 canciones. El pase de 24 horas, muy apropiado si se hace una fiesta en casa, por ejemplo, cuesta 2,5 euros. El cantante habitual tiene acceso ilimitado al servicio por 6, 96 euros mensuales. Ofrecen servicios 'premium' como personalización de avatar y retoques de sonido.

La última novedad es que, además, podrán hacerlo desde Facebook. "Es la red social que impera en todo el mundo y donde cada vez pasan más tiempo nuestro usuarios. Si conseguimos una experiencia compartida, mejor que mejor", argumenta Miguel Ángel Díaz Ferreira. La aplicación se integra directamente en Red Karaoke desde la red social y permite escoger entre español, inglés y japonés. Desde la aplicación se puede compartir la lista de favoritos, grabaciones e incluso retar a los amigos a superar una interpretación.

La conquista del mercado nipón les parecía imposible, pero "cuando llegamos no había nada parecido a nuestro servicio, esto, en un país donde el 30% de la población lo usa como principal opción de ocio, nos abrió las puertas", explica el mayor de los hermanos y consejero delegado de la empresa.

El siguiente paso serán los teléfonos móviles. Lo harán realidad después de afincarse en San Francisco, donde han encontrado varios inversores dispuestos a mejorar su tecnología. "Fuimos en abril y nos convenció tanto el ambiente como la facilidad para hacer contactos y mostrar nuestra empresa". Aún así cree que los pequeños proyectos online comandandos desde España pueden ayudar a salir de la crisis: "Antes había menos apoyo social, pero poco a poco, se va tomando conciencia y hay más ayudas. Si nos salvamos, será de esta manera. Eso sí, si quieres hacer algo grande, España no es el sitio".

La primera ronda de financiación la consiguieron en 2008, fueron dos millones de euros de una empresa llamada Clave Mayor. Sirvió, no solo para hacer con un catálogo muy amplio, 50.000 canciones, como para mejorar el reconocimiento de voz, cambios de tono y fluidez en el la carga de página.

La meta es ambiciosa: Poner 200.000 canciones a disposición de sus usuarios no solo en el servicio y en Facebook, sino también en dispositivos móviles de Apple y Android.