Tecnología
Ciberpaís

El 'efecto Google' afecta al uso de la memoria

Un experimento demuestra que la confianza en poder buscar un dato relaja el esfuerzo para recordarlo

EL PAÍS Barcelona 15 JUL 2011 - 12:10 CET

La posibilidad de buscar en Internet un dato que necesitamos es maravillosa pero ¿en qué medida debilita el ejercicio de nuestra memoria?. Un experimento liderado por Betsy Sparrow de la Universidad de Columbia y publicado en Science pretende demostrar que la confianza en poder encontrar un dato relaja el esfuerzo para recordarlo. Según los investigadores, se detectó más esfuerzo en recordar dónde se podía encontrar un dato que en recordar el dato en sí. La existencia de buscadores como Google, que permiten buscar todo tipo de datos, influiría, pues, en los hábitos de la memoria.

Este mecanismo mental no es nuevo de la era digital. En 1985, el psicólogo David Wegner propuso el concepto de "memoria transactiva" que se demuestra en un grupo de trabajo donde un experto en una materia se despreocupa de retener otro tipo de conocimientos que sabe posee otro miembro del equipo.

Uno de los experimentos para probar la tesis consistió en dar determinadas informaciones a un grupo de personas. A la mitad de las mismas se les explicó que las citadas informaciones se guardarían en un ordenador. La otra mitad estaba convencida de que no se salvarían en ningún sistema de almacenamiento. Las personas que pensaron que no precisaban retener los datos porque estaban guardados demostró menos capacidad para recordarlos que quienes fueron advertidos de la que la información se perdería. Es decir, inconscientemente hacemos menos esfuerzos para recordar una información que sabemos donde consultar.

Otra prueba consistió en escribir una serie de preguntas y respuestas en un ordenador. Algunas de ellas se guardaban en un sitio específico, otras en uno de genérico y un tecer grupo de respuestas se borraban. Al ser preguntados después, las personas que participaban en la prueba demostraron que recordaban mejor los datos que habían borrado que los que habían conservado en el ordenador y que tenían muy claro cuáles habían sido guardados aunque no recordaran exactamente dónde. Un nuevo experiemto, muy similar, permiitó ratificar que se recordaba mejor donde se albergaba un dato, y si este había sido conservado o borrado, que el propio dato.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Sangre entre galets

Muere uno de los heridos en la pelea a navajazos ayer en la barcelonesa Rambla de Catalunya

Amenazas de Corea a EE UU si no acepta investigar juntos el ataque

Pyongyang advierte de "graves consecuencias" si la Casa Blanca se niega a una comisión

Otro informe relaciona los seismos de Castor con las inyecciones de gas

El diputado de Esquerra Unida Ricardo Sixto considera que todo el proyecto fue una temeridad

Hallado un gen ‘adelgazante’ que convierte la grasa mala en buena

Un mecanismo celular reprograma los adipocitos para que quemen energía. Controlar a voluntad este interruptor serviría para activar la pérdida de peso

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana