Tecnología
Ciberpaís

El iPhone se renueva, pero menos

El nuevo teléfono de Apple decepciona.- Llega a España el 28 de octubre.

LAIA REVENTÓS Londres 4 OCT 2011 - 21:10 CET

Bienvenidos al único lugar de la tierra donde no hay crisis: Apple. Si quieren oír buenas noticias asistan a una reunión de Apple, como la de ayer en Cupertino, sede de la empresa, transmitida en directo al Covent Garden de Londres, adonde acudió este diario invitado por Apple.

'Hablemos de iPhone', era el eslogan de la convocatoria de prensa en Cupertino (sede de la compañía) y Londres. La incógnita (si presentaba una nueva versión de iPhone 4 o la quinta generación del terminal) tardó en ser desvelada. Fue también el debut de Tim Cook, mano derecha y sucesor de Steve Jobs, retirado de la jefatura desde agosto. Y tanto misterio decepcionó, pese a que se explicara que el nuevo móvil "por fuera es igual, pero por dentro es todo nuevo". ¿Si es todo nuevo, por qué no llamarlo 5?

Efectivamente por dentro lleva un chip de doble núcleo A5, su batería aguanta ocho horas si se habla, nueve navegando con wifi o 40 escuchando música. Su cámara de fotos aumenta a los ocho megas, tiene una lente más (ya son cinco) y mejora la rapidez de disparo (1,1 segundo el primer disparo y medio segundo el siguiente), y la velocidad de transmisión de datos se dobla. También graba vídeo en alta definición a 1080p. "Es como un móvil 4G", argumentó Phil Schiller, vicepresidente de la compañía, "aunque no vamos a debatir esto ahora". La velocidad de subida de datos es de 7,2 megas por segundo y la de bajada 14,8. Para el final de la ceremonia, ¿un anticlimax comparado con los que dirigía Jobs?, se presentó a Siri, un asistente para el móvil que recomienda salir a la calle con paraguas o no, recuerda citas y contesta a preguntas. Responde a las preguntas orales de su propietario. Muy atractivo... si fuera en español. De momento, en inglés, francés y alemán. En cualquier caso, iPhone 4S llegará a las tiendas españolas el 28 de octubre en tres versiones: 16, 32 y 64 gigas a 199, 299 y 399 dólares respectivamente para Estados Unidos. En euros la compañía no dijo nada.

El objetivo cuando nació el iPhone hace cuatro años era capturar el 1% de mercado. Ahora tiene el 5% del mundial. Ya en el primer fin de semana colocó 500.000, tres meses después tres millones y en un año el valor de la acción de Apple pasó de 80 a 200 dólares. Un simple aparato se había convertido en un fenómeno sociológico.

Apple también presentó el nuevo sistema operativo de los móviles iOS 5, que se podrá descargar a partir del 12 de octubre en todo el mundo. Hay un cúmulo de novedades tanto en mensajería, sistemas de recordatorio o quiosco para gestionar las publicaciones que sigue el internauta.

Cook siguió con las buenas noticias y para ello recordó la cantidad de aplicaciones de su tienda. Desde el lanzamiento de App Store en julio 2008 la gente se ha descargado 18.000 millones de aplicaciones. Hay 500.000 diferentes en la tienda App Store, 140.000 específicas para el iPad, una diferencia abismal con cualquier otra tableta. Las descargas mensuales son de mil millones de aplis al mes, y Apple ya ha pagado a sus creadores más de 3.000 millones de dólares. A pesar de que todo el mundo y sus hermanos intenta competir con el iPad, tres de cuatro tabletas vendidas en Estados Unidos son un iPad.

A partir de ahora las actualizaciones de iPhone serán over the air. Ya no hará falta enchufar con un cable el móvil al ordenador para actualizar el iPhone. Ni iPad. Tampoco iPod Touch. Como ya hacen los móviles de la plataforma rival, Android, patrocinada por el buscador Google.

En la nube, además, reposará todo el ecosistema. Cualquier foto, texto, vídeo o música almacenada en un aparato automáticamente se instalará (previa autorización) en iCloud y allí se quedará para poder abrirse desde cualquier otro aparato, sea móvil, ordenador o iPad.

iCloud, la última novedad presentada por Jobs en la conferencia de desarrolladores de junio, la última vez también que el exjefe de Apple apareció en el escenario antes de anunciar su retirada, es la estrategia que la compañía se marca para el futuro.

Su centro neurálgico y el de la vida digital de las personas. La guinda es iTunes Match. Una funcionalidad para acceder a toda la música comprada en iTunes desde cualquier aparato. Y a la almacenada también, por 25 dólares (17 euros) anuales. Esta nueva funcionalidad escanea la biblioteca digital del internauta en minutos y sube a iCloud los temas que no están en su catálogo, lo que da una mayor rapidez a la gestión de la biblioteca de cada internauta, mientras los que sí están se aprovechan. Ayer se volvió a repetir lo mismo. Y los periodistas, acostumbrados a los shows de Jobs, se acordaban que todo eso ya lo dijo Jobs en junio.

Tim Cook abrió la ceremonia admitiendo que es "un privilegio para mí realizar la primera presentación de producto" desde que es el máximo responsable de la compañía.

"Hace 10 años lanzamos iPod. Y hace uno el nuevo Mac Book Air. Somos una empresa innovadora". Cook ha manifestado su amor por la compañía en la que lleva 14 años trabajando. Carece, sin embargo, de las tablas de Jobs.

Sin 'una cosa más'

Al terminar la presentación este periódico ha asistido a una demostración del asistente virtual. Siri se activa manteniendo presionando el botón inferior del iPhone 4S. Si se le pregunta qué es lo que sabe hacer, contesta con una lista de posibilidades: el tiempo, programar calendarios, enviar mensajes, consultar la bolsa y la web, buscar una definición en el diccionario y escribir al dictado.

Siri es transversal, funciona sobre el resto de aplicaciones del teléfono, pero no hay fecha todavía para que entienda el castellano. Ni mucho menos catalán, gallego y vasco. Eso sí, puedes elegir si es tu mayordomo es hombre o mujer.

Tim Cook, el nuevo CEO de Apple, no lo ha tenido fácil. Ni tan siquiera ha anunciado el nuevo terminal. Ha sido el vicepresidente de márketing de producto mundial, Phil Schiller, el que ha anunciado iPhone 4S. Al procesador de doble núcleo A5, el mismo que lleva el iPad 2, la cámara de ocho megapíxeles y el cambio automático entre antenas para elegir la más rápida, el terminal añade un asistente virtual. Siri responde a las preguntas del usuario, sean de la información que lleva dentro del aparato, o que se pueda encontrar por Internet. Un asistente inteligente que ayuda a realizar tareas, porque comprende cuando se le habla con naturalidad, sostiene Apple.

Otras noticias

PAUL SAKUNA /AP

IMPRESCINDIBLES

Adiós, bancos, adiós

El bitcoin, el 'crowdfunding' y los sistemas de pagos 'online' erosionan el monopolio de la banca

Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá”

Mt. Gox es "un incidente aislado", según el director de la Fundación Bitcoin

Facebook compra WhatsApp por más de 13.800 millones

La red social sigue adquiriendo servicios con un perfil más juvenil

Newell cambia la industria del juego con Steam

Rompe con la distribución física y con el precio único

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana