Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lenovo no se conforma con los ordenadores

El fabricante chino será el primero en fabricar teléfonos con procesador Intel.- Presenta en la feria CES televisores y tabletas

Lenovo tuvo un antes y un después de los Juegos Olímpicos de China. En 2005 adquirió la división de ordenadores de IBM. Tuvo el acierto de mantener su línea ThinkPad, bien conocidos en el entorno empresarial, y ampliar la gama sin perder la seriedad estética del gigante azul. La puesta en escena de China durante la competición olímpica les sirvió para afianzarse. Solo HP les supera en venta de ordenadores, pero no parecen conformarse.

A mediados de 2011 Lenovo presentó el primer ultrabook. El X1, ahora tiene un nuevo compañero, el U430. Fueron los primeros en estrenar el nuevo concepto de Intel y apuestan por los ultraligeros con modelos de diferentes tamaños, colores y características. Hay uno que llama especialmente la anteción, el Yoga,un modelo híbrido que sacará el máximo partido de Windows 8. No es un portátil pero tampoco una tableta. Es las dos cosas. El Yoga, premiado por su diseño, permite trabajar como si fuera un portátil al uso, solo que la pantalla es táctil. La doble bisagra permite tanto recoger el teclado y usarlo para tomar apuntes o dibujar en la pantalla, como dejarlo en forma de cuña sobre la mesa para ver vídeos.

Además de los portátiles Lenovo ha presentado dos modelos destacados pero muy diferentes. Idea Centre Q 180 es un PC minúsculo, de cuidado diseño, pensado para el salón o entornos empresariales para presentaciones. Incluye un mando a distancia que hace de ratón y teclado al mismo tiempo. En las antípodas del minimalismo se encuentra su compañero de exhibición: IdeaCentre A 720. Un ordenador con pantalla táctil de 27 pulgadas soporta hasta 10 puntos de contacto a la vez. Perfecto para tocar, dibujar o jugar con las dos manos. El diseño es muy parecido al de los actuales iMac: una pantalla soportada por una peana en la que se posa la CPU. En Mac Rumors,un blog especializado en Apple, consideran que "hace realidad el sueño de un iMac táctil". Es cierto que el diseño exterior se parece, pero incluye algo más. La pantalla permite ponerse totalmente horizontal. Puede resultar práctico no solo para jugar, también para consultar fotografías o mapas con varias personas. El precio del modelo más modesto rondará los mil euros.

Durante CES, evento al que ha invitado a asistir a este diario, han mostrado su intención de ir más allá en varios campos. El primero, el de los móviles. Al igual que pasó con los ultrabooks, Intel ha confiado en ellos para hacer el primer móvil con sus procesadores. El K800 llegará en verano a China. Capaz de hacer 10 fotografías por segundo, en la presentación del consejero delegado de Intel presumió de batería. La firma china asegura que es el primero de los muchos que vendrán y sí, saldrán de China. En principio, irán equipados con Android.

La lluvia de tabletas ha dejado algunos modelos en Lenovo. Los hay de diferentes precios y tamaños. Li Yao, responsable de esta división, expone su visión de este fenómeno: "No lo vemos como algo cerrado, como una sola tableta, sino como un nuevo dispositivo con varios tamaños, modelos y funciones según las necesidades". Se nota en la gama que va desde el A1, un ataque directo al Kindle Fire por 199 dólares, pasando por la S2007, del mismo tamaño de pantalla, siete pulgadas, pero más fina, sin olvidar el Idea Tab K 2110, que funcionará con Intel Atom. El jurado de CES ha premiado un modelo en esta misma línea pero con el núcleo fabricado por Nvidia, el Tegra 3. Es la joya de la corona, la tableta K 2020, con Android 4.0, y un precio bastante ajustado 499 euros. Yao destaca que el precio no es casualidad, el mismo que la más modesta de las iPad: "Queremos dar la mejor experiencia, dar lo máximo por cada euro que se invierte".

Después de los móviles, las tabletas y los ordenadores, a la firma china solo le faltaba una pantalla por conquistar, la televisión. Durante CES dieron la campanada el primer día con un anuncio diferente. Mientras LG se apuntaba a Google TV, con K91 Smart TV, directamente, Lenovo iba más allá de la consulta de contenidos. Los televisores del futuro de Lenovo llevarán Android 4.0, el mismo sistema operativo que los móviles y tabletas que vendrán a lo largo de este año.

Ningún fabricante concibe ya su ecosistema sin una nube. Lenovo no es menos. Lo denomina Magic Cloud, "nube mágica". A diferencia de la de muchos competidores la magia estriba en su apertura. La aplicación se puede descargar en otros aparatos con Android y compartir contenido. Una de las opciones más atractivas es la posibilidad de compartir vídeos y fotos con contactos a través de este servicio y ver, por ejemplo, todos las mismas fotos a la vez.