Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
PRIVACIDAD

Google cambia su política de privacidad y unifica los datos de sus usuarios

La empresa redacta una única política de privacidad para todos sus productos

Los cambios también afectan a los propietarios de móviles Android

Los usuarios no pueden rechazar las nuevas condiciones

Entrada al edificio de la compañía en Francia. REUTERS

¿Quién no se ha sorprendido alguna vez al ver un anuncio de una agencia de viajes en su bandeja de entrada Gmail justo cuando estaba planeando sus vacaciones? No es casualidad, sino que el servidor de correo utiliza la información que tiene de sus usuarios para ofrecer anuncios personalizados. Situaciones así serán aún más comunes a partir del 1 de marzo. Google ha anunciado que cambiará sus políticas de privacidad y unificará la información que controla sobre cada usuario en todos sus productos. El gigante de Internet ha anunciado a través de su blog oficial un cambio importante cambio en sus condiciones de servicio y ha explicado que el objetivo de la empresa es ofrecer "una experiencia Google más intuitiva", a través del seguimiento de las actividades de cada usuario y de la puesta en común de los datos que ha facilitado a los distintos servicios que ofrece la compañía.

La empresa ha eliminado más de 60 políticas de privacidad de sus servicios y las ha unificado en una sola. Lo mismo hará a partir de marzo con los datos que posee de sus usuarios: unificarlos. En la práctica, combinará la información que maneja sobre alguien que, por ejemplo, utiliza una cuenta de correo electrónico de Gmail, ve vídeos en Youtube, comparte información en Google Docs y hace búsquedas a través del buscador de Google.

"Si estás conectado a tu cuenta, puede que combinemos la información que has proporcionado en uno de los servicios con la información de otros. En resumen, te trataremos como un único usuario en todos nuestros productos", asegura la directora de privacidad, productos e ingeniería de Google, Alma Whitten.

Los cambios son obligatorios para todos los usuarios, que no pueden rechazarlos. La única manera de no aceptarlos es darse de baja de los servicios de la compañía, como ellos mismos explican a través de un aviso al que se accede desde la página principal del buscador y que intenta resolver las dudas sobre las nuevas condiciones.

En el blog de la compañía ponen algunos ejemplos de lo que supondrán las nuevas prácticas de la empresa. Las propuestas de consulta en el buscador de Google podrán ser aún más personalizadas dependiendo, por ejemplo, de las preferencias que se indiquen en el perfil de Google+ o en el perfil de un blog alojado en Blogger. O un usuario verá cómo los anuncios que aparecen en su bandeja de entrada de Gmail están relacionados con los documentos que comparte en Google Docs o las fotografías que ha compartido en PIcasa.

"Esto puede significar, incluso, que podamos decirte cuándo llegas tarde a una reunión, basándonos en tu localización, tu calendario y las condiciones del tráfico en tu localidad', asegura la compañía a través de un vídeo.

La compañía ha asegurado que los principios de privacidad "siguen intactos" aunque habrá que esperar a las reacciones ya que cada cambio en las políticas de datos personales de las grandes empresas de Internet suele despertar la respuesta de la Red. De hecho, Google fue muy criticado hace dos semanas al introducir un cambio en el buscador que permite ver las actualizaciones de los contactos en Google+ cuando se hace una búsqueda.

Según el blog de Google, los usuarios recibirán un mail o una notificación en el que se les explican todos los cambios.