Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jurado rechaza patentes sobre Internet

Tim Berners-Lee testifica contra la compañía que reclamaba la tecnología de la web interactiva

Tim Berners-Lee

Una empresa estadounidense ha obligado al padre de la web, Tim Berners-Lee, a acudir ante un tribunal de Texas para defender una "web interactiva" sin propietarios y rechazar las pretensiones de la empresa que alegaba estar en posesión de una patente sobre la misma que le permite cobrar a cualquier compañía que use esta tecnología. Es decir, a casi todo Internet. Anoche, sin embargo, y con una inédita rapidez, el jurado de ocho miembros declaró no válidas las patentes y cerró una peligrosa batalla sobre la arquitectura de Internet.

La empresa Eolas Technologies es ya muy conocida en los juzgados estadounidenses por sus litigios basados en patentes. Está considerada una troll de patentes ya que no emplea su propiedad para crear productos y se dedica a perseguir a terceros para que le paguen licencias.Ganó un caso a Microsoft por el uso de determinados programas en Internet Explorer. La empresa de Bill Gates fue condenada a pagar 500 millones de dólares, pero el asunto terminó con un acuerdo extrajudicial del que se desconoce la cuantía.

Eolas argumentaba ahora que su fundador, Michael Doyle, junto a dos investigadores, poseían una patente sobre el visionado de vídeos sin descarga, la sugerencia de búsquedas y otros “elementos interactivos” de una página web. El sistema patentado, según la compañía, permite a una persona conectada a un sistema abierto hipermedia acceder y ejecutar un programa embebido en el mismo. Esta literatura genérica le autorizaba a llegar a los tribunales para exigir pagos por una supuesta licencia de la web interactiva. Eolas reclama más de 600 millones de dólares a grandes compañías de Internet. Una victoria suya habría tenido un efecto demoledor. En Estados Unidos se aceptan patentes de software, que en Europa no se reconocen.

Tim Berners-Lee denuncia el sistema de patentes de Estados Unidos

Tim Berners-Lee en su alegación criticó el sistema de patentes de Estados Unidos y lo describió como la mayor amenaza que tiene Internet en la actualidad. El padre de la web describió los inicios de la misma como un tiempo en que los investigadores no iban detrás del dinero y destacó, por ejemplo, a Pei-Yuan Wei, creador del navegador basado en gráficos Viola, que nunca patentó y fue anterior al supuesto invento de Eolas.

Michael Doyle, de Eolas, reivindica que en 1993, desde la Universidad de California, crearon un sistema que permitía a los doctores ver embriones sobre la naciente www. Fue, reclama, el primer programa que permitía a los usuarios interactuar con imágenes en la ventana de un navegador.

No es la primera vez que Tim Berners-Lee se enfrenta a Eolas. En 2003, a propósito del litigio contra Microsoft, remitió una carta a la Oficina de Patentes estadounidense para que reconsiderara su decisión de admitir las pretensiones de Eolas.

Berners-Lee, al margen de negar que el sistema de insertar archivos externos dentro de la página web patentado por Eolas sea original, advertía de las graves consecuencias que tendría.. Berners-Lee afirmaba en su carta que, asumiendo que fuera válida la patente, obligaría a incurrir en gastos a una cifra incalculable de autores de páginas y programadores "que, ellos mismos, no han infringido ninguna patente". Es más, si un sector decidiera pagar la licencia para incluir la tecnología de Eolas se produciría una fragmentación de los estándares sobre los que se trabaja en la Red y que aseguran su interoperabilidad. Otra consecuencia dramática sería que dejaría inservibles cientos de miles de páginas históricas que están en la Red sin que su autor las actualice.