Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

No me sigas

Obama logra el acuerdo de gigantes de Internet para dar la opción al internauta de no ser rastreado

Un internauta busca en la Red.

Ante el proyecto de la Administración Obama de aprobar una ley de los derechos de la privacidad, que debe dar al internauta más control sobre los datos personales en su navegación, la organización que agrupa a más de 400 empresas publicitarias, la Digital Advertising Alliance, se ha comprometido a colaborar con los navegadores para que la instalación del botón “no me sigas” sea efectiva. Ello dará la opción al internauta de limitar la instalación de cookies (pequeños ficheros que rastrean la navegación del usuario para, entre otras tareas, personalizar la publicidad que se le presenta). La citada asociación representa a más de 400 empresas y el 90% de los anuncios que se asocian al tipo de navegación del internauta. Las medidas se aplicarán en el plazo de unos nueve meses.

La normativa que prepara Estados Unidos quiere dar el derecho a los internautas de controlar los datos personales que las empresas recogen y la manera como los utilizan. También debe asegurar una información comprensible y accesible sobre las prácticas de privacidad de las compañías y que los datos suministrados se utilicen para los fines para los que se recogen y se manejen con seguridad.

El bloqueo de datos no será total. Las empresas aceptan no usarlos para fines de empleo, créditos, seguros o salud así como para personalizar la publicidad, pero podrán emplearse para la investigación de mercado o el desarrollo de productos. Esta medida no bloquearía botones como el empleado por Facebook con el “me gusta”. La preocupación por el rastreo de la navegación no es nueva. Varios navegadores incorporan sistemas opcionales de control.

El secretario de Comercio John Bryson ha manifestado que el gobierno no va a esperar a que la legislación se implante para tomar medidas sobre la privacidad. Su departamento comenzará a convocar a los grupos de la industria a los que pidió una adhesión voluntaria a los principios de protección de la privacidad.

Esta iniciativa se toma en el marco de una mayor presión a los grandes de Internet para que mejoren sus políticas de privacidad. Una treintena de fiscales generales de EE UU han remitido una carta a Google expresando su preocupación por los cambios anunciados por la compañía que unificará las condiciones de uso de la mayoría de sus servicios que compartirán los datos del internauta. Google ha vuelto a asegurar que su plan únicamente pretende una exposición más fácil y comprensible de la política de privacidad.

En California, Apple, Google, Microsoft, HP, RIM y Amazon han llegado a un acuerdo con las autoridades del estado para controlar la información que captan las aplicaciones para móviles. Europa, por su parte, también ha anunciado una política más rigurosa sobre la privacidad que incluirá multas a las compañías que violen la normativa de recolección de datos..