Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instagram se estrena en Android

Hasta ahora la aplicación de retoque fotográfico solo funcionaba con iPhone

Instagram llega a Android

La lista de espera sirvió de poco, o nada. El anuncio de que de Instagram llegaba a Android se difundió rápidamente a través de Twitter antes de que se avisara a aquellos entusiastas que se dieron de alta para ser los primeros en instalar uno de los programas de fotografía más populares. Kevin Systrom, padre de la aplicación, desveló sus planes de llegar a sistema operativo para móviles más popular.

Instagram para Android, como hasta ahora era en iPhone, es gratis, sencillo y muy creativo. Solo funciona con teléfonos móviles, no con todos, solo a partir de la versión 2.2 del sistema operativo. Tampoco funciona en las tabletas. Para adaptarlo mejor han desaparecido algunos filtros, como el TiltShift, y se han sumado otros como XPro-II, Earlybird, Lo-fi, Sutro o Toaster. Se puede utilizar tanto la cámara trasera como la frontal, perfecta para autorretratos o momentos con amigos, al estilo del viejo fotomatón. La interfaz es muy parecida a la del móvil de Apple. El proceso de alta dura solo segundos, se puede replicar el contenido en Facebook, Twitter, Tumblr y FourSquare.

El éxito de Instagram será difícil de repetir.  Nacida en octubre de 2010, mantiene un milagroso equilibrio entre usuarios y trabajadores. Apenas una decena de empleados para velar por más de 12 millones de usuarios, que pronto serán muchos más. En agosto de 2011 superaron 95 millones de fotos publicadas.

Las cifras de Instagram son sorprendentes pero seguro que con este aluvión de usuarios se van a multiplicar en breve. Se publican más de 860.000 fotos al día, tomadas por cinco millones de personas. Su popularidad es tal que el 5,2% de las imágenes que se publican en Twitter provienen de este servicio.

Imagen de la aplicación en Android

A los pocos minutos de estrenarse el programa el término Instagram se ha convertido en trending topic mundial en Twitter. El comentario más repetido era la bienvenida por parte de los veteranos a los androidgramers.

Este es el segundo paso dentro del proceso de apertura de Instagram. El primero fue permitir que Hipstamatic (solo disponible para iPhone) subiera fotos directamente a Instagram. En este caso si es de pago, cuesta un euros y medios. Esta aplicación también está dedicada al retoque, pero mucho es más técnica, con múltiples opciones creativas para jugar con carretes, objetivos y flashes. Viene un paquete básico y se puede pagar por ampliar el equipo virtual. En lugar de usar filtros a posteriori se decide antes qué equipo se desea usar y el software le da la apariencia deseada.

A partir de este estreno surgen varias dudas. ¿Habrá versiones para Blackberry? ¿Para Windows Phone? ¿Funcionará tan bien como lo hace en iPhone en teléfonos de tan diversos fabricantes y, sobre todo, con cámaras de características tan distintas? Esta última incógnita puede acabar con el halo ejemplar y la admirable comunidad creada hasta el momento.