Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“Diseñado para humanos”

La gran novedad del nuevo móvil de Samsung es el seguimiento de ojos para pasar páginas o adaptarse al ángulo de lectura

Los nuevos Galaxy III de Samsung.

Apple impuso la moda que ha creado escuela. Los ordenadores, los teléfonos y hasta el radiocasete se presentan como si fueran pasarelas de moda, envueltos en misterio, calentando las vísperas de un gran show, solo para un grupo de periodistas escogidos que hagan ¡Ohhh¡ y ¡Ahh¡. En la tarde londinense del jueves, Samsung presentó así su nuevo smartphone Galaxy III, estrella de los próximos Juegos Olímpicos, que nace para seguir liderando la venta mundial de éstos aparatos y, con ello, para hacer frente al futuro iPhone 5, previsto para el otoño. Entre esa selecta clac se encontraba una periodista de EL PAÍS.

ampliar foto
Fuente: Fabricantes. Reuters

"Diseñado para humanos", ese es el reclamo de Samsung para su nuevo móvil, el teléfono que quiere competir en la gama más alta y lo hace a lo grande. Con la orquesta del Metropolitan de Londres. El Samsung Galaxy S3 marca una línea de innovación con un teléfono de solo 133 gramos, pantalla de 4,8 pulgadas de alta definición y procesador de cuatro núcleos. Lo importante en esta ocasión es que va acompañado de algunas características que se salen de lo normal, como el reconocimiento de la posición de lectura del consumidor, así se adapta al ángulo para mejorar la visión.

Al estilo del Siri de Apple, S Voice reconoce el habla pero abre además aplicaciones. A diferencia de Apple, el S Voice ya reconoce el español (de España y Latinoamérica), además del inglés (Reino Unido y EE UU), italiano, alemán, francés y coreano. Saldrá en 145 países con acuerdos con 296 operadores. Será el 29 de mayo en España y Europa; en verano lo hará en Japón y Corea del Sur, versión 4G y en diciembre en Estados Unidos con esta nueva tecnología.

También llega con el chip NFC, para comunicaciones acercando el teléfono a puntos de contacto, y que sirve para algo más que para pagar. Se pueden pasar fotos, una opción que parece muy cómoda, siempre que se encuentre con otros terminales compatibles con este chip o uno similares. La idea es buena, aunque depende de que se popularice esta tecnología para que sea práctica. Los iPhone no lo tiene, aunque probablemente el próximo sí.

A diferencia del Siri de Apple, el S Voice ya reconoce el español, además del inglés, italiano, alemán, francés y coreano

El presidente de móviles de Samsung, JK Shin tomó la palabra, para dejar claro su ambición: "Ha habido muchos rumores y especulaciones sobre este teléfono; solo hay una cosa clara, es el mejor móvil del mundo". Habrá que darle un voto de confianza, aunque falta tocarlo y usarlo por los 2.000 invitados al acto.

Para empezar, se mantiene la cámara de 8 megapíxeles del Galaxy II, pero cambIa la velocidad entre foto y foto, pues apenas hay demora. También es interesante, aparte del nombre, Pop up play: para aprovechar mejor la generosa pantalla, se puede, por ejemplo, consultar el correo en la parte inferior, mientras que en la superior se carga un vídeo o una búsqueda. No se hizo demasiado hincapié en esta opción durante la presentación, pero seguro que es un aspecto que gustará al público y que imitarán los competidores.

Samsung no se resiste a la moda de los complementos, el móvil llega con una gama de accesorios, desde un lápiz táctil, al estilo de su híbrido Galaxy Note, a un cargador inalámbrico (basta con posarlo encima para que se llene la batería), y casualmente, muy similar a las coberturas magnéticas de Apple, una funda lateral que activa el teléfono al desplegarla. La coreana no renuncia a incluir una tienda de juegos, películas y libros. Mucho detalle, pero falto uno, el más importante: su precio.

Galaxy III, con un renovado procesador de cuatro núcleos y pantalla de alta definición, está llamado a suceder el superventas de la firma coreana, Samsung Galaxy II. No lo tiene fácil. Del Galaxy II se han vendido 20 millones de unidades, y es la mejor alternativa a los iPhone de Apple, con la que comienza a tratarse de tú a tú. Las cifras del último trimestre ponen a Samsung a la cabeza: 47 millones contra 35 millones.

Del Galaxy II se han vendido 20 millones de unidades. Las cifras del último trimestre ponen a Samsung por delante de Apple: 47 a 35

Samsung es competidor al tiempo que proveedor de la empresa fundada por Steve Jobs. Así la coreana ha fabricado chips para Apple y ahora es la encargada de dar forma a la pantalla Retina del nuevo iPad. El gran reclamo de la tableta la fabrica su máximo competidor.

Con la gama Galaxy Samsung comienza a rozar su sueño de dominar el mundo de la telefonía móvil. Ha creado una marca universal, con diferentes estilos, calidades y características. Los aparatos van de las tabletas Tab, a los reproductores multimedia de bolsillo. Pero la estrella son sus móviles. El primero, el Galaxy S, salió en marzo de 2010, y diez meses después había vendido más de 10 millones de unidades. Todavía sigue presente con una versión remozada, el SCL, para empresas, con menor memoria interna (cuatro gigas en lugar de ocho o 16), pantalla de menor luminosidad y una gestión mejorada de la batería.

En su momento rompió moldes por su diseño –por otra parte, tan parecido al iPhone-, su cámara de cinco megapíxeles y la grabación de vídeo en alta definición. Después llegó el citado Galaxy S II, con cámara de ocho megapíxeles, batería mejorada y, la gran ventaja de Android frente al sistema operativo de Apple, que se adapta fácilmente al gusto de cada uno, permitiendo mayor personalización, con programas en el escritorio y la agenda, el tiempo, o los últimos correos en pantalla a la vista, sin necesidad de saltar de programa en programa.

Volcado en el sistema operativo Android, Samsung estrenó su última versión con el Galaxy Nexus, lo que prueba la confianza que ha depositado Google en Samsung (aunque la aventura con los portátiles Chrome no haya tenido similar éxito).

Galaxy parece no tener fin. Si funciona en la gama alta, ¿por qué no probar en la media y baja? Así nació la versión Mini, de poco más de 150 euros. Los Galaxy Ace son la clase media, los que disfrutan de flash, cámara de cinco megapíxeles, pantalla de mediano tamaño y múltiples opciones: con doble SIM, con teclado. Este segmento es el más ofrecido por las operadoras para invitar a los clientes a saltar del móvil al teléfono inteligente.

En esta pugna con Apple, Samsung, un monstruo coreano que fabrica desde pantallas para iPad hasta lavadoras, también ha sabido innovar. Fruto de ello es uno de sus aparatos estrella, el Galaxy Note, a caballo entre el smartphone y la tableta, que ha conseguido un público propio. Gracias a su amplia gama puede competir con todos, y ahora con Galaxy III el objetivo no es el iPhone 4S, ya en la calle, sino en superar al iPhone 5 del próximo otoño.