Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco claves para entender el Galaxy III

El nuevo teléfono de Samsung lleva más allá algunos adelantos de Apple, como la funda o el reconocedor de voz

El nuevo Galaxy. AP

El nuevo teléfono de Samsung llega acompañado de una gran fanfarria. Al margen del ruido generado en una presentación con 2.000 invitados y el anuncio de que la empresa coreana tendrá sus propias minitiendas para vender sus móviles con sus respectivos accesorios,se destacan algunas innovaciones que llevan al aparato más allá de cualquier otro de la competencia.

Defectos los tiene, por supuesto, es un gran teléfono pero la perfección, más que existir tiene que ver con el gusto de cada consumidor. Por ejemplo, se distancia de Google. En ningún momento se citó al gigante, tampoco la palabra Android, su sistema operativo. La única referencia fue cuando se dijo que llevaba Ice Cream Sandwich. Puede significar que Samsung quiere tener valor por sí misma, pero el hecho se presta a una segunda lectura, ¿se está armando Samsung ante una posible conversión de Motorola en el fabricante de móviles de Google?

ampliar foto
Fuente: Reuters, elaboración propia.

El precio tampoco juega mucho a su favor, a partir de 700 euros, igual que el iPhone.Si Samsung y Apple se reparten el mercado de smartphones (más del 50% entre las dos), también se reparten sus beneficios (el 90% del total), aunque muy desigualmente, pues de esos, el 70% se los lleva Apple y el resto Samsung. Algunos competidores empiezan a perder dinero vendiendo smartphones.

Otro punto flaco es la constante comparación, implícita con Apple: la funda ‘mágica’ que enciende y apaga el móvil, el sospechoso parecido con el sistema reconocimiento de voz. Incluso los plazos de ventas comienzan a tener similar programación. Ya no tiene sentido una gran demora desde la presentación del móvil hasta la llegada al mercado. El 29 de mayo estará en las tiendas españolas. Pero al margen de esas comparativas, presenta sus propias innovaciones.

Más allá del procesador de cuatro núcleos o la cámara con un disparo sin demoras hay algunos puntos clave del nuevo móvil de estrella de Samsung, un teléfono, según la propia compañía, hecho para humanos.

El tamaño: Es ligero, 133 gramos, bien acabado pero con una parte trasera que recuerda al primero de la saga, redondeada y con sensación de estar acabado con demasiado plástico. La pantalla es mayor que la del Galaxy S II, pero no llega a las dimensiones del Note, híbrido entre tableta y móvil. Es para humanos, sí, pero con manos de un tamaño tirando a grande.

La competencia al iPhone no será con el precio: a partir de 700 euros

Control con la mirada: la verdadera innovación está en el uso que hace de la cámara frontal. Hasta ahora servía poco más que para autorretratos, videoconferencias y (sobre todo las chicas) como espejo. Samsung denomina a su aplicación de seguimiento de la mirada (eye tracking en inglés, una técnica muy utilizada para medir el valor publicitario de diarios, revistar y páginas web) SmartStay. Así detecta si mientras se lee un libro electrónico, se ha llegado al final de una página y pasa a la siguiente tras detener la vista en la esquina inferior derecha. También gira la pantalla según el ángulo de visión, no se conforma con ponerse en vertical u horizontal como hacen hasta ahora todos los teléfonos, sino que se corrige combinando el giroscopio y la cámara frontal. Muy útil para consultar el correo, por ejemplo, en el sofá o la cama. También se agradecerá en las páginas web largas, pues a medida que se va leyendo, la barra lateral se mueve automáticamente.

Control por voz: Es como Siri, se parece a Siri y no lo ocultan. La ventaja es que, a diferencia del sistema de Apple se estrena en varios más idiomas. Incluye español. Se puede mandar un correo, añadir una cita al calendario, llamar a alguien, hacer una búsqueda… Según lo que se pida. Y sí, entiende palabras malsonantes, pero no las reproduce de forma oral. Tras probar tanto Siri como S Voice, nombre oficial de este servicio, surge una duda: ¿por qué la voz masculina es tan metálica y la femenina recuerda tanto a la de Sara Montiel?

La nube: Los vaticinios indicaban que Samsung presentaría su propio almacenamiento en la nube, siguiendo los pasos de iCloud o el servicio recién anunciado de LG. No ha sido así. Han optado por algo más directo y sencillo. Si Dropbox funciona y es cada vez más popular, ¿por qué no dar 50 gigas, más que suficiente para fotos y vídeos? Eso sí, la promoción tendrá vigencia durante dos años.

La pantalla no se conforma con ponerse horizontal o vertical, sino que gira combinando el giroscopio y la cámara frontal

Flipboard: Hace dos años Apple elogió a Flipboard; la denominó, abiertamente, como la mejor aplicación para iPad. Demostró que se podía convertir cualquier contenido de redes sociales o blogs a la tableta con una excelente integración y lógica de uso. Después llegó al iPhone. Los teléfonos de muestra en Londres tenían esta aplicación de serie, sin embargo, todavía no está en Google Play, la tienda de aplicaciones de Android. No queda claro si tendrá la exclusiva durante un tiempo o es solo un adelanto eventual.