Selecciona Edición
Iniciar sesión

Google presenta un nuevo modo de búsqueda inteligente

La tecnología de Gráfico de Conocimiento ofrece contenido además de enlaces

La nueva arquitectura del buscador se halla en pruebas en Estados Unidos

Fragmento del vídeo de presentación del nuevo buscador de Google. Google

Google se alejó ayer más de su condición de buscador aséptico para asumir incipientemente un nuevo rol de proveedor de contenido. El mayor buscador de la Red presentó una nueva arquitectura, bautizada como Gráfico de Conocimiento, que ya no ofrece sólo listas de resultados, sino que adivina lo que quiere el internauta, y acompaña los enlaces de breves biografías, grupos de fotografías, conceptos relacionados y, en algunas instancias, mapas. Esa nueva composición del buscador se halla en pruebas en Estados Unidos desde hace algunos días, y seguirá ampliándose en ese mercado a lo largo de esta semana.

“El Gráfico de Conocimiento permite buscar cosas, personas o lugares de los que Google tiene información -hitos, famosos, ciudades, equipos deportivos, edificios, rasgos geográficos, películas, objetos celestes, obras de arte y mucho más- y ofrece de forma inmediata información que es relevante para la búsqueda”, explica Amit Singhal, vicepresidente de Google, en el blog oficial de la empresa. “Es un paso crítico hacia la creación de la nueva generación de buscadores, que entrará en la inteligencia colectiva de la Red para entender el mundo más cómo quieren las personas”.

Es un paso crítico hacia la creación de la nueva generación de buscadores que entrará en la inteligencia colectiva de la Red para entender el mundo como quieres las personas"

Amit Singhal, vicepresidente de Google

La columna de la derecha en ese buscador se reserva ahora para los resultados seleccionados por Google. Son contenidos obtenidos de otras fuentes, como la enciclopedia Wikipedia o el portal de videos YouTube, pero pasados por el filtro del buscador, y sintetizados para ofrecer la información básica que se está buscando. Una búsqueda como “Barack Obama” ofrece una breve biografía del presidente, las fechas clave de su vida, su familia, personas relacionadas y diversas fotos, todo con los correspondientes enlaces.

En los casos de términos homónimos, palabras con varios significados o expresiones que se refieran a conceptos diversos, la nueva técnica de búsqueda de Google permite elegir el sentido adecuado. Por ejemplo, al introducir el término “andromeda”, el buscador ofrece varias alternativas: la galaxia de Andrómeda; una serie de televisión y una banda sueca. Lo mismo sucede con “great bear” [oso mayor], una búsqueda respecto a la cual el internauta puede elegir un parque del mismo nombre en Dakota del Sur, la constelación de la Osa Mayor o una célebre montaña rusa de un parque de atracciones de Pensilvania. Además, añadiendo el factor de localización geográfica,Google refiere a cafés o restaurantes que tengan ese nombre en puntos cercanos al internauta.

Resultados del nuevo buscador de Google. Google

En cierto sentido, Google pasa a parecerse algo más al portal Wolfram Alpha, lanzado en 2009, que se define como una “máquina de conocimiento computacional”, a medio camino entre los orígenes del propio Google y Wikipedia. Wolfram Alpha no ofrece listados de enlaces, sino que trata de responder a preguntas concretas con respuestas precisas. Es uno de los mecanismos a los que recurre Siri, el asistente personal del nuevo software del iPhone de Apple.

En el caso de Google, la empresa ha ajustado sus algoritmos, incluyendo resultados de portales informativos como Wikipedia o Freebase. De momento, reconoce 500 nombres propios de personas y lugares, además de objetos comunes. Los ingenieros de la empresa han creado 3,5 millones de asociaciones y relaciones informativas entre conceptos diversos. Esos datos irán creciendo según se añadan más ideas a esa ingente base de datos. Para aprender de los hábitos de los usuarios, el buscador incluirá enlaces en los que estos podrán informar a la empresa de qué resultados no son apropiados o pertinentes.

El nuevo Google reconoce 500 nombres propios de personas y lugares, además de objetos comunes. Los ingenieros de la empresa han creado 3,5 millones de asociaciones

Según los portavoces de la empresa, la nueva arquitectura de búsqueda se ha creado también teniendo en cuenta los hábitos de los internautas. “¿Cómo encontramos los hechos que probablemente se necesitan para cada idea?”, explica Singhal. “Para ello, indagamos en nuestros usuarios y estudiamos, con agregaciones, lo que le han preguntado a Google sobre cada idea. Por ejemplo, a la gente le interesa saber qué libros escribió Charles Dickens, no qué libros escribió [el arquitecto] Frank Lloyd Wright, y de éste querrá saber qué edificios diseñó”.

Google le ha querido incluir un toque de impredecibilidad a los nuevos resultados, destacando datos que puedan resultar novedosos y curiosos para el usuario. La empresa pone como ejemplo la información que el buscador ofrece respecto a “Matt Groening”, creador de Los Simpson. A parte de su breve biografía, destaca que sus padres se llamaban Homer y Marge, y su hermana Lisa, como algunos de los personajes de esa veterana serie de ficción.

Google irá ampliando el Gráfico de Conocimiento en EE UU en las próximas semanas, sólo para búsquedas en inglés. La empresa aun no cuenta con un calendario de ampliación a otros países o a otros idiomas. El buscador tradicional seguirá operando del mismo modo que hasta ahora en los resultados que ofrece en su columna central, ofreciendo enlaces de acuerdo con su relevancia, calculada por sus célebres algoritmos. A la izquierda sigue intacto el mismo menú de navegación, con imágenes, noticias y varias opciones adicionales de refinamiento de la búsqueda.