Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de Facebook alienta la idea de la burbuja 2.0

Pandora, Zynga y Groupon han perdido gran parte de su valor desde que salieron a bolsa

No es como para llorar por él, pero Mark Zuckerberg ha perdido 5.000 millones de dólares en dos semanas. No todo el mundo puede hacer eso (Bankia aparte). O sí. Facebook es solo la última de las grandes estrellas de Internet 2.0 que se ha dado de bruces en el mercado bursátil. El lunes durante algunos momentos su acción estuvo a 26,60 dólares, cuando hace dos semanas inició su cotización a 38 dólares. En total la compañía ha perdido un tercio del valor, y su fundador y accionista también.

Facebook, que iba a significar un antes y un después en la bolsa, es un eslabón más de la cadena de fracasos que alientan la idea y el debate de que realmente hay otra burbuja de empresas de Internet como la vivida en la última década del siglo XX. Esta vez va ligada a las redes sociales, a los sitios en donde el mayor valor de la empresa lo aportan los clientes. Empresas que no tratan tanto de vender productos como de regalar servicios para que después lleguen los ingresos bien por el tráfico que generan las personas, bien por minipagos.

Es el caso de Zynga. Empresa que se inventó los juegos sociales, juegos incrustados en Facebook y que solo se podían jugar en esta red social, como Farmville o Mafia Wars (posteriormente Zynga ha creado su propia plataforma). Su éxito fue fulgurante, con cientos de millones de personas que se divertían gratis. Los ingresos le llegaban a Zynga a través de las pequeñas compras de objetos con los que el jugador podía mejorar su actividad, como comprar un tractor si tenía tierras de labranza o vacas si era ganadero.

Pese a tener más éxito popular que beneficios económicos, Zynga salió a bolsa en diciembre pasado a 20 dólares la acción. Ese primer día acabó bien (26 dólares), pero hoy está por debajo de los 6 dólares. Zynga ha perdido el 70% de su valor en medio año de cotización. Si su capitalización bursátil era de 13.000 millones hoy no sube de 4.000 millones. Dicen que la caída en bolsa de Facebook arrastra a Zynga, pero lo cierto es que la caída viene de antes.

De entre todas estas estrellas de la época 2.0 la única que ha salido bien parada, y eso que había dudas sobre su futuro, ha sido Linkedin

Un mes antes corría suerte similar Groupon. Otro bombazo —todas ellas con menos historia que Facebook y menos respaldo social—. Creado en 2008, se dedica a las compras con descuentos y se estrena en el parqué en noviembre a 20 dólares. Parecía un valor seguro, en un sector en auge y con poca competencia en Estados Unidos y en el resto del mundo, pues había ido comprando las empresas líderes en cada país. También cerró el primer día con subidas (26 dólares), pero hoy está a 9,25. Ha perdido más de la mitad de su valor bursátil.

En Junio del mismo año 2011, la emisora musical Pandora saltaba a la bolsa respaldada por sus 80 millones de oyentes, aunque tuviera pérdidas. Salió a 16 dólares la acción, con lo que la empresa se evaluaba en bolsa a 3.000 millones. El primer día acabó en 17 dólares, hoy roza los 10.

De entre todas estas estrellas de la época 2.0 la única que ha salido bien parada, y eso que había dudas sobre su futuro, ha sido Linkedin, la red social para profesionales. En un principio se pensó que se la acabaría comiendo Facebook, pero ha resultado todo lo contrario. El mago de Linkedin Reid Hoffman supo ir paso a paso hasta lograr una red social que intenta primar la seriedad y utilidad sobre todas lo superfluo. Así ha llegado a los 161 millones de usuarios con solo 2.300 empleados. Salió a bolsa en mayo del pasado año a un precio que se consideró alto (45 dólares), pero acabó el día a 94 dólares. Tras un tránsito titubeante se ha consolidado alrededor de los 100 dólares..