Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Docencia 4.0

El cambio generacional ha ido más rápido que la evolución de las técnicas de enseñanza

No son pocas las ocasiones en las que los profesores universitarios podemos sentir que los alumnos no nos entienden tan fácilmente como antes, que las formas de tomar apuntes y referencias han cambiado, si no es que directamente han desaparecido.

Sabemos que la respuesta es que el cambio generacional ha ido más rápido que la evolución de las técnicas de enseñanza que conocíamos. Contamos con un alumnado que ha crecido en una sociedad donde las llamadas nuevas tecnologías, las también conocidas como TIC, han formado parte de su aprendizaje vital, a veces haciéndoles creer erróneamente que con ellas se puede aprender sin esfuerzo, cuando en realidad se trata de una herramienta más de comunicación.

Frente a ello, los profesores hemos asumido las TIC reconociéndolas como herramientas, como también son las publicaciones sobre soportes previos a la explosión digital. Sin embargo quedarnos en el concepto de clase magistral, enseñanza 1.0, y solo apostar por conocer la filosofía de las TIC en la web 2.0 nos dará una suma de tres que aún será algo cojo.

Buscando una solución propongo lo que denomino como Docencia 4.0, basándonos en cuatro puntos cardinales de la educación: compartir, motivar, mejorar y avanzar. Con ella, facilitamos medios para elaborar el avance de discursos sociales y laborales, algo que es apostar por abonar para que el crecimiento sea positivo.

La estrategia de enseñanza Docencia 4.0 supone ir más allá del simple uso de lo presencial o el uso exclusivo de las nuevas tecnologías

Lograrlo es posible. Dos cursos ya con resultados eficientes en la Universitat de les Illes Balears en una materia tan especial como es Expresión Gráfica en Edificación avala su origen y progreso, algo que es perfectamente transportable a otras materias.

La estrategia de enseñanza Docencia 4.0 supone ir más allá del simple uso de lo presencial o el uso exclusivo de las nuevas tecnologías. Aquí le sumamos estrategias propias del marketing; la gestión de la atención al destinatario; un dominio de los modos comunicativos en internet y la combinación de todo ello con lo que realmente es base de todo aprendizaje: el transmitir conocimiento y provocar tal motivación en el alumnado que le cree la necesidad de continuar aprendiendo, aportando y compartiendo desde su propia iniciativa.

Todo esto sin olvidar ni las clases presenciales, con un carácter mucho más participativo; las tutorías personalizadas a cada uno de nuestros alumnos; la valoración de aquellas iniciativas propias que estos planteen y, por supuesto, el apoyo de sus entornos familiares/sociales al proceso de su aprendizaje.

El uso de redes sociales, como puedan ser las populares Facebook, Youtube, Twitter o Pinterest, entre otras, para reutilizarlas como herramientas que vehiculan la información docente bajo una estrategia pedagógica, donde el trato directo es constante durante las clases y las tutorías, es algo posible y da buenos resultados.

Eso sí, emplearlas, no nos engañemos, supone un trabajo extra. Su uso no olvida las reglas de partida para la construcción de un buen material universitario docente. El conocimiento a compartir desde nuestra docencia ha de seguir siendo formal, real, comparado y acertado.

Crear nosotros materiales específicos para materias concretas desde la experiencia, la investigación y el conocimiento académico y social; usarlos como apoyo y no como sustitución del contacto directo con el profesor; ser conscientes que detrás de toda máquina hay un humano que comparte ese material contigo bajo el tipo de derechos de autor que se decida en cada caso, es algo que tenemos que tener claro.

Hemos de pensar que todo lo que hacemos desde Docencia 4.0 no se queda en la materia que impartimos en sí. También buscamos generar un pensamiento propio en el estudiante, que vive en una sociedad que avanza, aunque hoy esté desgraciadamente bajo el yugo de unos recortes que, en educación, son una mala apuesta de futuro.

Docencia 4.0 es entender la enseñanza de una forma global, aplicable a todas las materias, que evoluciona desde la experiencia común donde compartimos, motivamos, mejoramos y avanzamos.Una estrategia donde aprendemos todos de una forma global, pues como decía en otros entornos el profesor Lahera Claramonte: “gran parte del conocimiento es efímero, pero las habilidades del pensamiento no lo son jamás”.

Antonio Fernández-Coca. Profesor de Expresión Gráfica. Universitat de les Illes Balears.